La tabacalera Phillip Morris se disculpa públicamente

27-07-2001

Si desea escuchar la versión original, haga click aquí.

La fundación American Legacy de Washington, por ejemplo, publicó una fotografía simbólica y provocativa: un cadáver en la morgue con una etiqueta atada al dedo pulgar del pie. El precio de 1.227$ que figura en la etiqueta se refiere al ahorro que supone un fumador fallecido para las finanzas públicas checas. Según los datos del polémico estudio, el presupuesto de la República Checa se beneficia anualmente de unos 500 millones de dólares provenientes del impuesto sobre el tabaco y de 25 millones de dólares por fallecimientos de fumadores. La companía Phillip Morris promueve actualmente una campana de mejora de su imagen, a la que cada ano dedica más de 100 millones de dólares.

Inmediatamente tras el escándalo causado por el estudio, los representantes de la tabacalera pidieron perdón públicamente: "Entendemos que argumentar que fumar tiene consecuencias positivas es no sólo un gran error, sino que está mal," admitió el vicepresidente de la tabacalera, Steven Parrish, en la prensa americana. El presidente de la companía, refiriéndose al estudio, añadió: "Todos nosotros de Phillip Morris, trabajemos en cualquier lugar del mundo, lo sentimos profundamente." La companía cuenta con que va a tener que esforzarse por paliar la repercusión negativa sobre la opinión pública. Por ahora, según su vicepresidente, no se llevarán a cabo semejantes estudios en Polonia, Eslovaquia, Hungría y Eslovenia, en contra de lo que estaba previsto. Hasta este momento, ninguna de las disculpas ha sido dirigida a los fumadores checos, quienes fueron objeto del estudio realizado en la República Checa.

27-07-2001