La sociedad africana continúa dando frutos en el Sparta

09-11-2010

Los dos africanos del Sparta, el camerunés Leonard Kweuke y el marfileño Bony Wilfried, volvieron a brillar en la victoria de su equipo ante el Ústí nad Labem, en el partido que cerró la decimoquinta jornada y la primera rueda del fútbol checo, este lunes. El Sparta se impuso por 4-1 y de esta manera quedó segundo en la tabla, a nueve puntos del líder, el imparable Pilsen.

Leonard Kweuke (Sparta) y Vít Vrtělka (Ústí nad Labem), foto: ČTKLeonard Kweuke (Sparta) y Vít Vrtělka (Ústí nad Labem), foto: ČTK La prensa checa ya no sabe qué titulares inventar para alabar la letal sociedad formada por Wilfried y Kweuke en la delantera del Sparta. “Otra vez al ritmo de África”, es todo lo que atina a decir en portada Sport. Y es que es así.

Si el campeón vigente del fútbol checo mantiene el ritmo infernal que ha impuesto el Pilsen, el actual líder de la Liga Gambrinus, se debe, especialmente, a esos jugadores provenientes del continente negro. Con su habilidad y despliegue físico, ambos han resuelto más de una situación difícil para los capitalinos.

Y si Wilfried y Kweuke están en boca de todos, el entrenador del Sparta, Jozef Chovanec, prefiere alabar al equipo en general. Aunque, eso sí, en declaraciones a la Televisión Checa, reconoció que el partido no fue tan fácil como hace pensar el marcador.

Bony Wilfried (Sparta) y Pavel Džuban (Ústí nad labem), foto: ČTKBony Wilfried (Sparta) y Pavel Džuban (Ústí nad labem), foto: ČTK “Queríamos comenzar anotando, para hacer notar la diferencia de jugar en casa y porque tenemos problemas con eso, pero la primera parte estuvo muy abierta. Y claro, el prematuro gol de Pamič nos ayudó bastante. Después, en el segundo tiempo nos calmamos y creamos otras oportunidades. Al final metimos cuatro goles, lo que está muy bien para un partido ante nuestro público, pero siento haber perdido varias ocasiones claras”.

Jozef Chovanec agregó que estaba muy conforme con la victoria, porque de esta manera se mantenían a una distancia prudente del líder. “Está bien, seguimos a la caza del Pilsen”, indicó.

Jozef Chovanec, foto: ČTKJozef Chovanec, foto: ČTK El primer gol del Sparta fue obra del lateral izquierdo, el croata Manuel Pamič, con un certero zurdazo desde fuera del área, a la salida de un tiro de esquina.

Después vino el show africano. Kweuke anotó el segundo, al aprovechar un contragolpe, y después cedió los dos goles definitivos: uno a Wilfried y otro a Václav Kadlec, convirtiéndose en el hombre del partido.

De esta manera, y una vez concluida la primera rueda de la Liga Gambrinus, el Sparta quedó en segundo lugar de la tabla, con 31 puntos, a nueve del líder absoluto, el Pilsen, que ha batido un récord de puntos, con 40.

Foto: ČTKFoto: ČTK Aún se jugarán dos fechas más antes de la larga pausa invernal. En la próxima jornada, el Sparta visita al Slovácko, y el Pilsen se enfrenta en casa al Liberec.

09-11-2010