La Socialdemocracia pasa a la contraofensiva

25-08-2006

Todo parece indicar que los comunistas decidirán sobre el futuro de la República Checa. El ganador de las elecciones parlamentarias, el Partido Cívico Democrático (PCD) necesita sus votos para crear un Gobierno temporal que lidere el país a elecciones anticipadas. La Socialdemocracia tiene previsto integrar una coalición con los democristianos, apoyada también por los comunistas.

Jiri Paroubek y Miroslav Kalousek (Foto: CTK)Jiri Paroubek y Miroslav Kalousek (Foto: CTK) La Socialdemocracia rechazó definitivamente la posibilidad de apoyar un Gobierno minoritario del ganador del PCD, y procede al contraataque. El jefe de esa formación política y primer ministro saliente, Jirí Paroubek, inició negociaciones con el Partido Democristiano sobre la integración de una coalición minoritaria.

"La Socialdemocracia opina que el PCD tuvo casi tres meses para crear el Gobierno y para obtener el voto de confianza de la Cámara de Diputados, pero desaprovechó ese período. Por eso decidimos iniciar negociaciones con el líder de los democristianos, Miroslav Kalousek".

Sin embargo, ese proyecto tiene un gran pero: La coalición de los socialdemócratas y los democristianos tendrían que pedir apoyo a los comunistas. No obstante, Kalousek siempre había dicho que nunca toleraría un Gobierno que estuviese apoyado aunque fuera por un voto de los comunistas.

Mirek Topolánek y Petr Necas (Foto: CTK)Mirek Topolánek y Petr Necas (Foto: CTK) "Admito que se trata de una concesión significante, pero gracias a ella es posible mantener la pluralidad política en este país", explicó Kalousek, agregando que está dispuesto a participar en dicho proyecto, ya que siente la amenaza de que los mayores partidos del país deseaban cambiar el sistema electoral y prácticamente liquidar a los partidos pequeños.

Por su parte, el jefe del PCD Mirek Topolánek, expresó que desea crear un Gobierno temporal y convocar a elecciones anticipadas el próximo año. No obstante, bajo la actual situación política, para ello necesitaría también los votos de los comunistas.

"No pedimos los votos a los comunistas. Depende plenamente de ellos, si quieren convocar a elecciones anticipadas o no", indicó Topolánek.

Todo parece indicar que no se acerca el fin de la enredada situación política actual en la República Checa. El PCD sigue teniendo encargo de crear un Gobierno que pedirá la moción de confianza a los diputados, pero en la actualidad es casi seguro que no la obtendrá.

25-08-2006