La selección checa de fútbol se traslada a Alemania

07-06-2006

Faltan dos días para el inicio del Mundial de fútbol. Las 32 selecciones que se clasificaron al campeonato se trasladan a Alemania, entre ellos el equipo checo. Los futbolistas de este país se alojarán este miércoles en un hotel de lujo cerca de la ciudad de Westerburg.

Foto: CTKFoto: CTK La salud de los jugadores sigue preocupando actualmente a la afición checa. La buena noticia es que los centrocampistas Tomás Rosický y Tomás Galásek, que estuvieron de baja por lesión, se incorporan plenamente a los entrenamientos de la selección nacional. Por otro lado, el delantero Milan Baros sufrió una lesión en el último amistoso entre la República Checa y Trinidad y Tobago, según indicó el médico de la selección, Petr Krejcí.

"Milan Baros se lesionó en el tendón que está ligado con el hueso de talón. Es una lesión dolorosa debido a la que el jugador no puede tomar arranque debidamente", señaló el médico.

La ausencia de Baros sería una gran pérdida para la fuerza ofensiva del equipo checo.

"Tomo pastillas y me aplico ungüentos. Espero que mejore, pero de momento no se puede evaluar cuánto tiempo tardará el tratamiento", comentó el delantero.

Foto: CTKFoto: CTK En caso de que Baros se recupere, el técnico Karel Bruckner podrá contar con todos los jugadores nominados, excepto el centrocampista Vladimír Smicer, que hace varios días resignó a la nominación debido a una lesión a largo plazo.

Los checos se alojarán este miércoles en un hotel de lujo cerca de la ciudad de Westerburg situado a la orilla del lago Wiesensee, donde tendrán a su dispocisión todo lo necesario: canchas de fútbol y tenis, piscinas, el sexto mejor campo de golf de Alemania, así como una cama modificada especialmente para el jugador más alto del campeonato Jan Koller, que mide 202 centímetros.

La fiebre futbolística se está apoderando estos días de esa población de seis mil habitantes. "Bienvenidos a Alemania" dicen rótulos en checo, situados en varios lugares de la ciudad y numerosas banderas checas adornan las calles, ventanas y vidrieras.

Los escolares de Westerburg están disfrutando este miércoles de vacaciones extraordinarias declaradas por el director debido a la llegada de los futbolistas checos. Se espera que numerosos vecinos de la ciudad visiten el primer entrenamiento de la selección nacional para ver con sus propios ojos a las estrellas checas Pavel Nedved, Tomas Rosicky, Milan Baros, Karel Poborsky y Petr Cech.

La selección nacional debutará en el campeonato el 12 de junio contra EE.UU.

Mundial de fútbol 2006

07-06-2006