La seguridad sanitaria checa en pro de sexo seguro

01-02-2018

El sistema de salud checo se manifiesta más inclusivo y justo, ahora que ha determinado cubrir la vacuna contra la enfermedad venérea VPH para los hombres.

Petra Tesařová, foto: Šárka Ševčíková, ČRoPetra Tesařová, foto: Šárka Ševčíková, ČRo El inicio de la vida sexual conlleva una serie de responsabilidades en cuanto a la prevención de enfermedades venéreas, siendo una de las más comunes el virus de papiloma humano, mejor conocido por sus siglas VPH.

En el caso de la República Checa, la vacuna contra éste era cubierta por los seguros de salud solamente para las mujeres adolescentes. A partir de ahora también se cubrirá la vacunación para los varones de 13 años. Esto se considera un gran logro en el gremio de la salud. Nos ilustra la doctora Petra Tesařová, de la clínica oncológica del Hospital General de Praga.

"Los diferentes tipos de VPH son la enfermedad de transmisión sexual más común. Y para su prevención se precisa de dos, tanto a la mujer como al hombre. La vacuna de solo uno de ellos no puede erradicar del todo las infecciones ocasionadas por el virus. Por eso, la vacuna para los hombres es razonable".

Uno de los problemas más graves del VPH son los padecimientos en los que deriva. Agrega la doctora Tesařová.

"Otra razón es que no se trata solo de prevención de cáncer de cuello uterino, sino también de otros tumores que están relacionados al virus como el de pene, de cabeza y de laringe".

En el caso de Chequia se diagnostican al año unos 3800 casos de mujeres con cáncer de cuello uterino o cervical, de las cuales mueren aproximadamente 400.

El precio de una vacuna contra el VPH oscila entre 240 y 320 euros, que sería la cantidad que los padres que decidan vacunar a sus hijos en edad pre-adoslescente se ahorrarían.

Foto ilustrativa, Eva TurečkováFoto ilustrativa, Eva Turečková Los efectos secundarios e indeseados de esta vacuna, como con todas en general, es un tema ante el que deben responder los médicos. Explica Tesařová.

"En este caso se llevó a cabo un estudio en Australia, publicado en una prestigiosa revista, que demostró que no solo el efecto de la prevención tiene sentido porque bajó significativamente la incidencia de los tumores, sino que además los efectos secundarios fueron realmente mínimos".

En algunos países como Austria y Australia el uso de esta vacuna está generalizado. Esta forma de prevención empezó a aplicarse apenas en el 2006 por lo que todavía falta la perspectiva que solo el tiempo dará.

01-02-2018