La República Checa honra a sus veteranos de guerra

11-11-2013

La República Checa celebra este lunes 11 de noviembre el día de los veteranos de guerra. Además de aquellos que lucharon en las legiones extranjeras de la Segunda Guerra Mundial conmemoran este día los veteranos más jóvenes de las misiones internacionales de los últimos años.

Vlastimil Picek, foto: Filip JandourekVlastimil Picek, foto: Filip Jandourek En la República Checa viven unos 1.200 veteranos de la Segunda Guerra Mundial, que lucharon en las legiones extranjeras checoslovacas contra las fuerzas del Eje o integrados en los ejércitos aliados. En su honor, y en el de los aproximadamente 12.000 soldados checos que han participado en misiones en el exterior se celebra este 11 de noviembre, al igual que en otros países del mundo, el día de los veteranos de guerra.

La celebración principal tendrá lugar en el monumento a Jan Žižka, en la colina de Vítkov, donde el ministro de Defensa saliente, Vlastimil Picek, entregará a nueve veteranos la Cruz al Mérito de Guerra y ascenderá a 13 de ellos. En el cercano Museo del Ejército habrá asimismo un programa especial, con concursos y la exposición de vehículos militares como el Land Rover Cowboy o el transporte blindado Pandur. Una cantina de guerra servirá té y gulash.

Foto: ČTFoto: ČT Aunque este día se celebra en diversos países desde 1919, la tradición es relativamente reciente en la República Checa, como comenta el vicepresidente de la Asocación de Veteranos de la República Checa, Ladislav Sornas.

“La tradición de celebrar este día se remonta en Chequia al año 2000. Antes no se sabía nada de los veteranos, se celebraban otras cosas, como el día del Ejército del 6 de octubre, o el día de la artillería o de la aviación. Y este día mundial, hay que tener en cuenta que se trata de una conmemoración de todas las víctimas de los conflictos bélicos, y no solo de los veteranos de guerra”.

De acuerdo con Sornas, solo los ex combatientes son capaces de contar de primera mano los horrores de la guerra. De hecho en su opinión habría que tomarse la celebración como una ocasión para reflexionar sobre la necesidad de los conflictos bélicos y recordar a las víctimas de los mismos.

Foto: ČTFoto: ČT Se interprete este día como se desee, el caso es que se trata de una ocasión para homenajear a aquellos que se jugaron la vida por su país. El subsecretario del departamento de veteranos del Ministerio de Defensa, Milan Bachan, subraya la asistencia que ofrece el Gobierno a los ex combatientes.

“El cuidado de los veteranos de guerra es una prioridad del Ministerio. Hay que ser conscientes de que hablamos de ciudadanos con una media de edad de cerca de 90 años y es necesario por tanto evitar que sufran de algún tipo de exclusión social. Cada año el Ministerio de Defensa otorga una partida al cuidado de los veteranos, que en la actualidad administra la Comunidad Legionaria Checoslovaca. En ella trabajan unos 40 empleados en territorio checo, que regularmente visitan a los veteranos y resuelven sus problemas cotidianos. También dirigen otros actos que organizamos y que recuerdan la tradición militar de la República Checa”.

La semana pasada el Gobierno checo aprobó una nueva ley que restringe en mayor medida la consideración de veterano de guerra, pasando de 30 a 90 días de servicio en el exterior el mínimo para conseguir este estatus. Como novedad bomberos, policías y trabajadores humanitarios también podrán entrar ahora en esta categoría.

11-11-2013