La República Checa fue sancionada por la Comisión Europea

05-04-2007

La Comisión Europea multó a la República Checa por disponer de exageradas reservas de productos agrícolas, por lo que tendrá que pagar 12,3 millones de euros.

La República Checa dispone supuestamente de reservas no permitidas de carne, frutas y arroz. Praga no está de acuerdo con la multa y hará todo lo posible para no tener que pagarla, afirmó el ministro de Agricultura, Petr Gandalovic.

"Protestaremos en contra de la decisión en el comité de la Comisión Europea que se reunirá a mediados de abril. En caso de necesidad recurriremos a tribunales".

Según el ministro, la República Checa no habría influido de ninguna manera en la situación del mercado europeo.

"Las supuestas reservas no habían provocado desequilibrio alguno en el mercado y el presupuesto comunitario", insistió Petr Gandalovic agregando que la Comisión Europea no había dado hasta el momento una definición exacta de lo que debe ser considerado como "reservas exageradas". Y ello a pesar de que los países recién incorporados se la solicitaron en repetidas ocasiones.

Expertos y analistas checos coinciden en que la República Checa no cumple los criterios que justificarían las sanciones y aseguran que Praga debería oponerse a la decisión de Bruselas.

"Medidas encaminadas a impedir la producción de excedentes forma parte de cada proceso de ampliación", explicó la comisaria europea para la Agricultura, Mariann Fischer Boel. Explicó que el deber de los nuevos países antes de ingresar en la Unión Europea es garantizar que no disponen de productos agrícolas excesivos.

Además, la Unión Europa había advertido a tiempo al Ministerio de Agricultura ante el problema. El Gobierno checo trataba con Bruselas sobre la cuestión desde 2005, cuando la República Checa fue multada con 100 millones de euros. Después de una fuerte crítica por parte de los países nuevos, la Comisión Europea recurrió en repetidas ocasiones a la disminución de las sanciones.

Con excepción de Hungría, la Comisión Europea sancionó a todos los nuevos países de la Unión Europea. Praga tiene que pagar a la Unión Europea más de 12 millones de euros, la segunda multa más alta. Una suma todavía mayor le corresponde a Polonia. Todos los países afectados disponen de un plazo de cuatro años para pagarla.

05-04-2007