La República Checa endurece su política de asilo

05-10-2015

La Cámara de diputados decidió endurecer la ley de asilo de la República Checa. Entre las enmiendas destaca la entrega de un poco más de 14 euros para que los refugiados puedan abandonar el país.

Foto: ČTKFoto: ČTK En menos de 30 minutos los diputados checos aprobaron endurecer la ley de asilo. De los 156 parlamentarios presentes 154 votaron por las enmiendas que buscan reducir las consecuencias del permanente flujo de refugiados.

La nueva ley propone que los solicitantes de asilo presenten un certificado sobre su estado de salud, que demuestre que no padecen de enfermedades infecciosas.

Las autoridades verificarán la identidad de los interesados y en caso de que representen un peligro para la seguridad del país serán rechazados. Al diputado Martin Lank, del Partido Amanecer (Úsvit), le gustarían medidas más duras.

Martin Lank, foto: archivo de la Cámara de diputadosMartin Lank, foto: archivo de la Cámara de diputados “Se trata de un cambio, que aunque parcial, es positivo. Desde nuestro punto de vista y partiendo de la situación existente, la ley de asilo debería ser más severa“.

Los diputados aprobaron que los refugiados recibirán un poco más de 14 euros para continuar su travesía por el país rumbo al destino por ellos escogido. Con esta medida se busca evitar que inmigrantes sin medios económicos cometan delitos en su intento por abandonar el país.

La propuesta de ley determina que los extranjeros con permiso de residencia que sean condenados por algún delito a más de tres años de prisión serán expulsados del país.

Catorce Organizaciones No Gubernamentales redactaron un manifiesto de apoyo a los solicitantes de asilo en Chequia. En el documento piden que se respeten las normas nacionales e internacionales a la hora de tratar a los refugiados, como la libertad de movimiento y que se aplique una política de asilo justa.

Los signatarios del manifiesto criticaron la actitud de los representantes políticos, según indicó Martin Rozumek, de la Asociación de Protección de los Refugiados.

“Los políticos temen a las encuestas de opinión sobre la migración, que muestran que entre el 70% y el 80% de la población está en contra de los refugiados. Resulta curioso que es posible que el 99% de los ciudadanos no ha visto a ningún refugiado, simplemente temen a lo que desconocen“.

Martin Rozumek, foto: ČT24Martin Rozumek, foto: ČT24 Alemania, el país al que se dirige la inmensa mayoría de los refugiados anunció que endurecerá su política de asilo. Por el momento se ampliará la lista de los países seguros, esto quiere decir que no se aceptará a solicitantes de asilo de países como Kosovo, Montenegro y Albania. La medida busca eliminar los trámites de registro para los inmigrantes económicos.

05-10-2015