La República Checa ayudará a salvar el euro

26-01-2012

El Gobierno checo decidió este miércoles otorgar un préstamo de 1.500 millones de euros al Fondo Monetario Internacional, como parte del aporte de la Unión Europea para salvar a la moneda común. Aunque la suma confirmada sea inferior a los 3.500 millones de euros solicitados, la República Checa espera poder demostrar con esta decisión que se encuentra entre los miembros fuertes de la UE.

Petr Nečas, foto: ČTKPetr Nečas, foto: ČTK El primer ministro, Petr Nečas, anunció este miércoles que el Gobierno aprobó una aportación de 1.500 millones de euros al mecanismo de ayuda a países con problemas financieros, creado por el Fondo Monetario Internacional. Esta cantidad representa menos de la mitad de lo que se había solicitado inicialmente, explicó el primer ministro.

“Para el Gobierno era difícil aceptar la suma de 3.500 millones de euros ya que eso quería decir ofrecer al Fondo Monetario Internacional un 50% de las reservas de divisas del país. Y ese paso sería muy arriesgado”.

Miroslav Kalousek, foto: ČTKMiroslav Kalousek, foto: ČTK El ministro de Finanzas, Miroslav Kalousek, que fue desde el principio partidario de realizar el préstamo, rebajó la cantidad, de acuerdo con las recomendaciones del Banco Nacional Checo. Esta decisión ha ayudado a superar las reticencias del Gobierno, cuyo jefe en el inicio, rechazaba la posibilidad del financiamiento. Además, dicha suma se debe deducir de las reservas de divisas del Banco Nacional Checo y no afectará el presupuesto nacional.

Sin embargo, la decisión tiene, según el primer ministro, una dimensión política más que práctica ya que la cuantía es demasiado baja para realmente poder ayudar a resolver la situación en los países con dificultades.

“El rebaño de la Unión Europea, que cuenta con 27 miembros, se divide en dos grupos. Uno de ganado sano y otro de ganado enfermo. Los que están sanos participan en este préstamo ya que tienen suficientes recursos para hacerlo. Y yo creo que es muy importante que la República Checa pertenezca al grupo sano”.

El ministro Kalousek acogió la decisión del Gobierno con satisfacción y señaló que el país debe este gesto a la Unión Europea que ha otorgado grandes sumas de dinero a la República Checa desde su ingreso en 2004.

“Si después de recibir 176.000 millones de euros de la Unión Europea decidimos no ayudarla, como algunos lo exigen, sería una actitud indefendible que me daría vergüenza”.

Con el importe de 1.500 millones de euros la República Checa contribuirá al fondo de 200.000 millones de euros que los países europeos otorgarán al Fondo Monetario Internacional para que esa institución ayude a resolver los actuales problemas en la eurozona.

26-01-2012