La RCh expresa solidaridad con las víctimas de los atentados terroristas en Madrid

12-03-2004

Los atentados terroristas cometidos ayer jueves en Madrid provocaron en la República Checa un profundo choque y rechazo y levantaron una ola de solidaridad con España.

La República Checa condenó estrictamente los ataques terroristas perpetrados en Madrid que acabaron con la vida de al menos 192 personas y dejaron más de 1 400 heridos. Lo confirma el embajador de la República Checa en España, Martin Povejsil.

Atentados terroristas en Madrid, foto: CTKAtentados terroristas en Madrid, foto: CTK "Ayer inmediatamente después de divulgarse la información sobre los atentados terroristas, tanto el presidente de la República Checa, como el Primer Ministro, el ministro de Asuntos Exteriores, así como los presidentes de las dos Cámaras del Parlamento checo han enviado cartas de condolencia a sus homólogos españoles, destacando su total y absoluto rechazo a todo tipo de terrorismo y la oposición checa a este tipo de actuación".

El Primer Ministro, Vladimír Spidla, expresó que los sucesos en Madrid son una prueba clara de que el terrorismo no se puede tolerar y que los países democráticos tienen que unir sus fuerzas para combatirlo. Asimismo el ministro de RR. EE. checo, Cyril Svoboda, subrayó que el terrorismo no conoce fronteras.

"Los terroristas asesinan a la gente. Aquí se utiliza el eufemismo de que el ataque terrorista se cobró víctimas. No se las cobró. Los terroristas asesinan a la gente y a mí me alegraría que lo tuviéramos presente una y otra vez, porque algunos piensan que cuando hablamos del terrorismo hablamos de algo lejano que ocurre en Afganistán o Irak, y que no llegará a Europa. Aquí vemos que el terrorismo amenaza a Europa desde hace mucho tiempo. Tenemos que darnos cuenta de ello también nosotros, en la República Checa", manifestó Svoboda.

Atentados terroristas en Madrid, foto: CTKAtentados terroristas en Madrid, foto: CTK Sonia Santos Martín es española residente en Praga, y vivió los atentados lejos de su familia y de sus amigos.

"Me puse supernerviosa porque en la estación de Atocha todas las mañanas mi sobrina que tiene siete años coge el autobús para ir al colegio. Entonces, me había llamado una chica que vive en Brno y ma había dicho que los atentados habían sido a las nueve de la mañana. Imagínate, mi sobrina siempre coge el autobús a las nueve de la mañana en Atocha. Pues, me puse a llorar, muy nerviosa, mis compañeros enseguida preguntaron qué pasa, Sonia, les comenté y ellos me tranquilizaban, seguro que tu familia está bien. Esa fue mi primera reacción, un nerviosismo, te puedes imaginar. Intenté llamar a mi familia, por supuesto, pero las líneas estaban colapsadas, no se podía contactar con ellos, impotencia total aquí ... Lo peor fue también que en mi trabajo mi sistema informático no funcionaba, yo tampoco podía saber más. No sabía nada, yo no entiendo checo, no puedo escuchar la radio, tampoco teníamos radio aquí en el trabajo ..."

Sonia testimonia que los ataques terroristas de Madrid no dejaron a sus compañeros checos nada indiferentes.

"Se interesaban, y ahora mismo la preocupación es que, todavía no es seguro quien ha atentado realmente, pero se habla de Al Qaeda ... Entonces, mis compañeros aquí están preocupados de que ayer fue Madrid y mañana puede ser Praga porque ya no es la banda terrorista ETA que actúa en España".

12-03-2004