La RCh desafía a la obesidad

24-05-2004

Cada vez más ciudadanos de la Unión Europea sufren sobrepeso y obesidad. Como la República Checa no es una excepción, decidió crear un Consejo nacional de obesidad para combatir ese problema.

El Ministerio de la Salud, así como aseguradoras médicas, productores de alimentos y especialistas estarán representados en el Consejo nacional de obesidad. Este centrará su atención en todos los ámbitos relacionados con el problema de exceso de peso: desde la prevención y la solución de la creciente obesidad de los niños, hasta el tema de falta de actividad física o intervenciones quirúrgicas.

El problema de la obesidad alarma a todo el mundo, y la Organización Mundial de la Salud incluso lo señala ya como una epidemia.

Los checos son la cuarta nación más gorda en Europa. Según las estadísticas, en la República Checa viven casi dos veces más hombres y mujeres obesos que en España, por ejemplo. En promedio, el 24 por ciento de los checos lleva kilos extra. Alarmante resulta ante todo el cada vez mayor número de obesos en la edad infantil, de los cuales un 80 por ciento trae consigo esta carga a la edad adulta. El número de los niños obesos en la República Checa se duplicó en los últimos diez años, subiendo del 3 al 6 por ciento.

Los costes relacionados con la obesidad constituyen en Europa Occidental hasta el 8 por ciento del coste total de la asistencia médica en el país. En la República Checa los impactos financieros de la obesidad siguen siendo una incógnita.

Uno de los instrumentos de cómo combatir la obesidad podrían ser los impuestos, coincidieron los expertos en el congreso de la Organización Mundial de la Salud, celebrado la semana pasada en Ginebra. La política tributaria del Estado debería favorecer el consumo de fruta y verdura, quitando las subvenciones a la venta de azúcar y aceite. Los expertos apelaron asimismo a los productores globales de alimentos y bebidas a que cambien la costumbre ampliamente divulgada de poner precios más altos a los productos sanos y promover masivamente en el mercado los productos ricos en grasa, sal o azúcar.

24-05-2004