La Radiodifusión Checa apuesta por las transmisiones digitales

La Radiodifusón Checa apuesta por las nuevas tecnologías y ha empezado a transmitir en digital, aunque por el momento de manera experimental en Praga. Se espera que este tipo de transmisiones se extienda a otras ciudades a partir del próximo año.

El director general de la Radiodifusión Checa, Peter  Duhan (a la izquierda) y Martin Gebauer, el director de la Oficina de la Radiocomunicación Checa, foto: ČTKEl director general de la Radiodifusión Checa, Peter Duhan (a la izquierda) y Martin Gebauer, el director de la Oficina de la Radiocomunicación Checa, foto: ČTK Las primeras pruebas de las transmisiones digitales de la Radiodifusión Checa datan del año 1999. El proyecto actual cuenta con un lapso de tiempo más amplio, hasta mayo del próximo año.

Para captar las transmisiones es necesario disponer de un modelo de radio capaz de recibir la señal conocida bajo la abreviatura DAB. En esta fase del proyecto podrán utilizar la nueva tecnología aquellas personas que viven en los alrededores de la torre transmisora del barrio de Žižkov, lo que representa el 17% de la audición, siempre y cuando dispongan del receptor adecuado.

Zdeněk Duspiva, del equipo de la Radiodifusión checa para la digitalización, sostuvo que los oyentes tienen una gran oferta de radiorreceptores en el mercado.

Zdeněk Duspiva, foto: Alžběta Švarcová, Radiodifusión ChecaZdeněk Duspiva, foto: Alžběta Švarcová, Radiodifusión Checa “Puedo decir que en este momento la oferta de radiorreceptores es muy variada. En el mercado se pueden encontrar radios por 500 coronas, y más sofisticados”.

Los expertos pronostican que las transmisiones análogas continuarán todavía unos diez años más, hasta que se apague por completo ese tipo de señal.

Además de mejorar sobremanera la calidad del sonido, la radio digital ofrece muchas prestaciones. El director general de la Radiodifusión Checa, Peter Duhan, destacó que la digitalización permitirá añadir a las emisiones textos e imágenes, pero que dependerá mucho de los fabricantes de los receptores.

El cierre de las transmisiones análogas, a partir de la cobertura digital a nivel de todo el territorio nacional, se espera en 2025, pero puede llegar antes, según Duspiva.

“Estamos en condiciones de pasar a la nueva tecnología antes, pero es necesaria la cooperación entre las radios públicas y comerciales”.

Los expertos de la Radiodifusión Checa están convencidos de que en el lapso de los próximos diez años el sector privado, todavía un tanto opuesto, habrá adquirido suficiente experiencia partiendo de los resultados logrados en otros países. Noruega apagará la Frecuencia Modulada, conocida simplemente como FM, dentro de dos años y Suiza planea hacerlo entre los años 2020 y 2024.