La prostitución podría ser una profesión legal en Praga

03-03-2014

La ley preparada por el Ayuntamiento de Praga para regular la prostitución en su término municipal se ha encontrado con la oposición del Gobierno checo. Aunque la última palabra la tendrá el Parlamento, todo indica que la legalización de esta actividad cuenta en el país con una importante oposición.

Foto: Barbora KmentováFoto: Barbora Kmentová La prostitución se sitúa en la República Checa en un largo vacío legal. No está explícitamente prohibida pero tampoco se considera una profesión, y por tanto quienes la practican no pagan impuestos ni Seguridad Social ni se encuentran bajo ningún tipo de regulación.

Dejando a un lado algunas ciudades fronterizas, Praga es el mayor centro de prostitución del país, de ahí que haya sido el Ayuntamiento de esta ciudad la primera institución en presentar una propuesta de ley que convierte en legal el oficio más viejo del mundo.

Foto: ČT24Foto: ČT24 Hasta el momento la Alcaldía solo puede tener bajo control la prostitución mediante decretos municipales, como la prohibición de prostituirse en la calle. Con la nueva propuesta, prostitutas y burdeles serían legales, pagarían impuestos y estarían sometidos a inspección.

Para Miroslava Slívová, dueña de una casa de citas, la propuesta impone solo obligaciones a las meretrices, sin que ganen por ello ningún derecho.

Miroslava Slívová, foto: YouTubeMiroslava Slívová, foto: YouTube “Entiendo que el Estado quiera tener esta actividad bajo control. Yo personalmente propondría que pudiera ser un oficio por cuenta propia como otro cualquiera. La ley preparada por el Ayuntamiento es excesiva: la prostituta tiene que demostrar su buen estado de salud, está obligada a mostrar su tarjeta sanitaria y su licencia… Pero ¿por qué el cliente no tiene que demostrar su estado de salud?”.

Las prostitutas no son las únicas en desacuerdo. El Gobierno checo, presidido por el socialdemócrata Bohuslav Sobotka, ha expresado su rechazo a la normativa argumentando que contradice el acuerdo internacional contra la trata de personas de 1950. Además, de acuerdo con el ministro de Derechos Humanos, Jiří Dienstbier, la problemática exige un debate especializado entre expertos. Según apunta, la legalización de la prostitución en la vecina Alemania se ha encontrado con algunos problemas.

Foto: Kristýna MakováFoto: Kristýna Maková Entre los puntos débiles de la propuesta de ley se señalan que el certificado médico al que estarían obligadas las prostitutas no garantiza que después no contraigan alguna enfermedad infecciosa. También hay dudas sobre cómo recaudar el impuesto especial al que estarían obligados los prostíbulos.

El texto preparado por el Ayuntamiento cuenta con una multa de 2.000 euros para el ejercicio de la prostitución sin licencia, y de 75.000 euros para los burdeles ilegales. Los clientes que usen estos servicios en lugares prohibidos para este fin se arriesgarían a una multa de 550 euros.

Ahora sobre el futuro de esta ley decidirá la Cámara Baja. Si se aprueba la República Checa se uniría a la lista de países donde la prostitución es legal y regulada, y donde ya figuran Alemania, Austria, Países Bajos, Grecia o Turquía, entre otros.

03-03-2014