La propaganda rusa intenta influir en la opinión pública checa

14-06-2016

La propaganda y la manipulación mediática rusas son cada vez más sofisticadas y tratan de influir en la opinión pública checa. Un estudio de la Universidad Masaryk de Brno demuestra que cuatro portales de Internet se prestan para difundir la propaganda del Kremlin en Chequia.

Foto ilustrativa: Tomáš Adamec, ČRoFoto ilustrativa: Tomáš Adamec, ČRo La propaganda rusa es cada vez más sofisticada y Moscú no pierde la oportunidad de influir en los países europeos. En la mirilla de sus intereses se encuentra también la República Checa.

Tras la Revolución de Terciopelo, que acabó con el comunismo en Checoslovaquia en 1989, el presidente Václav Havel empezó su andar por el camino de la libertad y la democracia, muy lejos de Moscú.

En su histórico discurso en el Congreso de EE.UU., Havel dijo que lo que más nos ayuda es ayudar a la Unión Soviética en su complicado camino hacia la democracia. Y más tarde advirtió que el Gobierno de Vladimir Putin parece, pero no es democrático.

Transcurridos 26 años desde la Revolución de Terciopelo, Moscú trata de ejercer influencia en los antiguos satélites soviéticos. Petra Vejvodová, de la Universidad Masaryk de Brno, dijo a la Televisión Checa que para ello se utilizan los sitios de Internet Sputnik, AC24, Svět kolem nás (El Mundo que nos Rodea) y Parlamentní listy.

Miloš Zeman y Vladimir Putin, foto: Jaromír Marek, ČRoMiloš Zeman y Vladimir Putin, foto: Jaromír Marek, ČRo “Estos cuatro servidores fueron escogidos para nuestro estudio porque de acuerdo con el sector no gubernamental y los expertos en la materia, se trata de los servidores que ceden espacio a la propaganda rusa”.

Los expertos analizaron un total de 2660 artículos y llegaron a la conclusión de que los servidores checos de Internet mencionados utilizan sofisticadas técnicas de manipulación mediática, según subrayó Vejvodová.

“Con sus contenidos estos servidores tratan de crear opinión e influir en la opinión pública para reducir la credibilidad de los políticos, instituciones y valores democráticos”.

Petra Vejvodová, foto: Archiv EutisPetra Vejvodová, foto: Archiv Eutis La escala de técnicas de propaganda y manipulación solapada resultó muy variada. En sus declaraciones a la Televisión Checa, Vejvodová se refirió a las más primitivas.

“En nuestro análisis descubrimos elementos básicos de manipulación. Los medios etiquetan a los políticos, no dicen sus nombres y cargos, pero les ponen adjetivos peyorativos, el cobarde Erdogan, al referirse al presidente turco, el terrorista Schapiro, cuando mencionan al embajador de EE.UU. en Chequia”.

El papel del servidor Sputnik es el más claro de todos, se trata de una publicación patrocinada con fondos rusos para hacer propaganda a nivel global.

El estudio se limitó a las técnicas de manipulación, por lo que no explicó de qué fuentes se financian los otros servidores y en el caso de Parlamentní listy se reiteró que uno de sus dueños es el senador checo Ivo Valenta.

14-06-2016