“La presencia militar rusa en las cercanías de Ucrania aumenta la tensión”

18-04-2014

El primer ministro checo, Bohuslav Sobotka, considera que la comunidad internacional debe aplicar otras sanciones contra Rusia en caso de una nueva anexión de territorios de Ucrania. El jefe del Gobierno checo fue recibido en París este jueves por el presidente de Francia, Francois Hollande, con el que debatió sobre la escalada de la tensión internacional como consecuencia directa de la política rusa.

Bohuslav Sobotka, Francois Hollande, foto: ČTKBohuslav Sobotka, Francois Hollande, foto: ČTK El primer ministro checo, Bohuslav Sobotka, aseguró en la capital francesa que es indispensable que Rusia reduzca su presencia militar en las cercanías de Ucrania.

“Con el mandatario francés coincidimos en que la presencia militar rusa cerca de Ucrania es uno de los factores que aumentan la tensión. La presencia masiva de soldados en las zonas fronterizas puede ser interpretada como intimidación. Chequia y Francia mantienen posturas muy similares en lo referente a Rusia y Ucrania”.

Durante la audiencia, el presidente Hollande dijo al primer ministro Sobotka que en caso de no lograse ninguna solución factible no se puede descartar la posibilidad de elevar el nivel de las sanciones.

Por su parte, Estados Unidos, Ucrania, Rusia y la Unión Europea (UE) acordaron el desarme de todos los grupos ilegales separatistas en el este de Ucrania y la amnistía de aquellos que participaron en los desórdenes, anunció el ministro ruso de Asuntos Exteriores, Sergei Lavrov, tras la reunión celebrada en Ginebra.

Los máximos representantes de la diplomacia de los tres países y de la Unión Europea anunciaron que fue acordado que todas las dependencias públicas tomadas por grupos armados en distintas localidades del este de Ucrania deber ser devueltas a sus propietarios legítimos.

Slovyansk, Ucrania, foto: ČTKSlovyansk, Ucrania, foto: ČTK Estados Unidos y la Unión Europea instan a Rusia a retirar sus tropas de su zona fronteriza con Ucrania, al tiempo que Washington solicitó a Ucrania que cumpla el compromiso anunciado de elaborar una nueva Constitución marcada por una descentralización administrativa, para tratar de satisfacer las reivindicaciones de la población rusófona mayoritaria en el Este del país.

Al igual que el primer ministro checo, Bohuslav Sobotka, y el presidente francés, Francois Hollande, los responsables de la diplomacia de EE.UU. y de la UE insistieron en que en caso de no ver pasos concretos en la dirección correcta, que elimine la tensión, será necesario implementar las sanciones contra Rusia.

18-04-2014