La Policía volverá a investigar la violencia racista de su ‘Equipo Delta’

29-07-2011

Seis policías de Brno, integrantes del autodenominado ‘Equipo Delta’, competían entre sí en la violencia aplicada contra sus detenidos, se fotografiaban humillándoles y se mostraban especialmente duros contra las minorías étnicas. Solo la muerte injustificada de un vietnamita hace dos años sacó a la luz el comportamiento brutal de la unidad. La Policía volverá a investigar el caso.

El ‘Equipo Delta’, foto: ČT24El ‘Equipo Delta’, foto: ČT24 El ‘Equipo Delta’, tal y como se hacía llamar el grupo de seis policías de Brno, subía las imágenes de sus asaltos, maltratos y humillaciones a detenidos a páginas web. Este comportamiento y la espiral de violencia en la que cayeron no llamó sin embargo la atención de sus superiores hasta que en 2009, un vietnamita de 43 años, desarmado y enjuto, que no llegaba ni a los 50 kilos de peso, murió por los disparos y patadas que recibió en un encuentro con tres de los miembros de dicha unidad.

Petr Lessy, foto: ČTKPetr Lessy, foto: ČTK No obstante, ese es el único delito por el que han sido condenados. Josef Srnský ya está en prisión cumpliendo una pena de 10 años y otros dos de los policías permanecen a la espera de un veredicto. Pero el resto de sus actividades cotidianas solo le valió un descuento del sueldo a uno de ellos durante tres meses.

El jefe de la Policía, Petr Lessy, ha anunciado que reabrirá la investigación del caso tras los reportajes mostrados por la Televisión Checa en los últimos días.

Operaciones del ‘Equipo Delta’, foto: Televisión Checa BrnoOperaciones del ‘Equipo Delta’, foto: Televisión Checa Brno El jefe del departamento de Investigación Policial Interna, Dušan Brunclík, explica que fallaron los superiores de estos agentes.

“Fallaron los superiores en su función de supervisar las acciones de este grupo. Por otra parte, las personas de este tipo cumplen todos sus objetivos y su dedicación es de más del 100%, así que en apariencia son unos policías perfectos”.

La explicación de Brunclík coincide con la opinión de Jaroslav Vaněk, subdirector de la Policía de Zlín, donde dos miembros del ‘Equipo Delta’ siguen trabajando en el cuerpo, casi en las mismas funciones que tenían en Brno.

“Si quieren saber cómo trabajan estos hombres se lo digo: son de los mejores policías que hay. Creo que no solo el cuerpo, sino los servicios del Estado por lo general, han perdido a unos muy buenos agentes”.

El ‘Equipo Delta’, foto: ČT24El ‘Equipo Delta’, foto: ČT24 Vaněk considera que deberían existir mecanismos que eviten comportamientos de ese tipo, ya que es difícil hacer un seguimiento constante de las actividades de los agentes cuando se encuentran realizando alguna operación.

Sin embargo, según los jueces, no se les puede condenar por sus tendencias sospechosamente parecidas a las neonazis, ya que no llegaron a emitir opiniones de ese tipo. Tampoco por exceso de poder, a pesar de la amplia documentación gráfica que dejaron, ya que faltan testigos fiables. En el caso de Josef Srnský, ni siquiera fue finalmente condenado por otro asunto aparte de la muerte del ciudadano vietnamita. Tras ser hallada pornografía infantil en su ordenador, el juez no consideró probado que fuera él quien la viera.

29-07-2011