La policía utiliza cada vez más las escuchas telefónicas

27-10-2004

El presidente checo, Václav Klaus, opina que la policía utiliza demasiado las esuchas telefónicas legales. Así reaccionó a la declaración del jefe de la policía checa, Jirí Kolár, quien afirmó que una persona honesta no debería temer a que le escuchen sus llamadas. El presidente considera sus palabras como inaceptables y exhortó al jefe de la policía a que dimita a su cargo.

Václav Klaus con Stanislav Gross (dra.), foto: CTKVáclav Klaus con Stanislav Gross (dra.), foto: CTK "A mí me da igual, si la policía me escucha las llamadas, yo no tengo nada que ocultar", indicó el presidente de la policía, Jirí Kolár, en una entrevista publicada el sábado por uno de los periódicos más grandes del país Mladá Fronta Dnes. Su declaración agravió al presidente. "Las escuchas policíacas no pueden convertirse en una práctica policíaca habitual", expresó Václav Klaus, solicitando al ministro del Interior, Frantisek Bublan, que destituya al jefe de la policía. El ministro lo rechazó.

"Coincido con el presidente en que la declaración del jefe de la policía no fue muy acertada, pero no la considero tan fatal para destituirlo. Consideré todas las consecuencias, y en este momento me parece que la mejor solución es que Kolar se quede en su cargo", sostuvo el ministro del Interior.

Cada vez crece el números de escuchas telefónicas en la República Checa, donde la policía realiza anualmente unas 10 mil esuchas. El presidente insiste en que este número es demasiado elevado y representa un problema grave. Este martes, solicitó al primer ministro, Stanislav Gross, que sea elaborado un análisis que explique el alto número de escuchas telefónicas.

El jefe del Gobierno indicó que el número de escuchas crece ya que aumenta el número de teléfonos celulares en el país, rechazando rotundamente que este hecho ponga en peligro la libertad de los ciudadanos checos.

"Estoy convencido de que este análisis tranquilizará el ambiente y de que la ciudadanía no tiene que preocuparse", señaló el primer ministro, prometiendo presentar dicho análisis antes de fin de año.

27-10-2004