La pobreza amenaza a las familias con hijos

17-06-2015

Unos 100.000 niños están amenazados por la pobreza en la República Checa. El 29% de las familias con más de dos hijos tiene serios problemas materiales y el dinero no les alcanza ni para pagar los almuerzos de sus hijos en la escuela.

Los ingresos de los hogares checos aumentaron en unos 127 euros anuales por cada miembro de la familia en los últimos dos años, alcanzando unos 5.460 euros las entradas anuales por persona, según datos de la Oficina de Estadísticas.

A pesar de ello, a una tercera parte de las familias checas con tres y más hijos el dinero no les alcanza para vivir, e incluso, para alimentarse bien. En el caso de las familias monoparentales la pobreza amenaza a más de la mitad de ellas, afirma Šárka Šustová, del Departamento de Estudios Sociales de la Oficina de Estadísticas.

”Entre los niños menores de 18 años, el 14,7% está amenazado por la pobreza, lo que es una cifra bastante alta. Además, el 15% de los hogares checos se ven expuestos al peligro de exclusión social por falta de dinero. El número de personas amenazadas aumentó en unas 20.000 en los últimos años”.

Foto ilustrativa: archivo de Radio PragaFoto ilustrativa: archivo de Radio Praga Aun así, y tomando en cuenta las perspectivas para el futuro, en el contexto europeo la República Checa, con más de 10 millones de habitantes, figura entre los países con la menor proporción de personas amenazadas por la exclusión social, llegando su número a unos 1,5 millones. Se trata de familias que no disponen al menos de cuatro artículos como teléfono, televisión, lavadora, automóvil o calefacción, no pueden permitirse ir de vacaciones fuera de casa por una semana al menos una vez al año, o comer carne una vez en dos días, sostiene Michaela Brázdilová, de la Oficina de Estadísticas.

”Entre las personas que más están expuestas al peligro de exclusión social se encuentran en primer lugar las familias desintegradas, así como los desempleados y las familias con más hijos”.

Una tercera parte de las familias con niños no puede permitirse pagar a sus hijos una estadía de recreo durante las vacaciones, una fiesta de cumpleaños, o una actividad extraescolar. El 4% de los hogares checos no tiene dinero para comer carne todos los días y a unas dos familias de un total de cien no les alcanza para comprar a sus hijos frutas y verduras de forma regular y tampoco juguetes.

El reciente estudio realizado por la Oficina de Estadísticas Checa reveló que el dinero alcanza para vivir cómodamente solamente a un 8,5% de las familias checas y de ese total al 7,5% de las que tienen hijos.

17-06-2015