La pirotecnia en el fútbol checo preocupa a las autoridades

10-04-2019

Los incidentes con artefactos pirotécnicos son frecuentes en el fútbol checo. Desde distintos organismos se estudia la situación para introducir nuevas medidas.

El reciente caso de una mujer herida por un artefacto pirotécnico durante un encuentro de fútbol ha reabierto el tema de la seguridad en los estadios.

Sparta Praga - Viktoria Pilsen, foto: ČT SportSparta Praga - Viktoria Pilsen, foto: ČT Sport Todo sucedió el mes pasado en un encuentro en el que el Sparta Praga recibía al Viktoria Pilsen. Un fan de la hinchada visitante lanzó un petardo a la grada rival, que acabó hiriendo a una mujer, que tuvo que ser atendida inmediatamente por el personal auxiliar.

Esto reaviva los debates sobre si los controles de entrada deberían ser más estrictos, y también ha provocado que desde el Ministerio del Interior se haya propuesto que se cree una base de datos nacional con las personas que causen problemas en los estadios, como explicó Jan Hamáček, ministro de dicha cartera.

Jan Hamáček, foto: ČT24Jan Hamáček, foto: ČT24 “Desde el Ministerio del Interior hemos dado instrucciones de que se guarde la información de entrada a los estadios y las transgresiones cometidas en eventos deportivos, y que se transmitan de forma inmediata a una base de datos, algo que no sucede ahora”.

Ya existen tecnologías de vigilancia con la suficiente precisión para ver lo que sucede en un estadio en directo y detectar inmediatamente al culpable de cualquier acto ilegal. De hecho, algunos clubes ya disponen de cámaras exclusivamente con este propósito.

El jefe de la Liga de Fútbol Checa, Dušan Svoboda, está a favor de crear un base de datos de personas que van a los estadios de fútbol, para poder detectar posteriormente a aquellos individuos peligrosos, pero como señaló para la Televisión Checa, existen obstáculos legales a la hora de llevarlo a cabo.

Dušan Svoboda, foto: ČT SportDušan Svoboda, foto: ČT Sport “Desde la próxima temporada nos gustaría implementar un programa piloto. Pero, claro, el nuevo Reglamento General de Protección de Datos ha dificultado las cosas”.

Son muchos los padres que dudan a la hora de llevar a sus hijos a ver un partido de fútbol. En opinión de un fan del Baník Ostrava, un equipo al que se ha acusado tradicionalmente de tener seguidores problemáticos, el clima en los estadios es más tranquilo en los últimos años.

“Yo no tendría miedo de llevar a los niños. Es cierto que los fans del Baník Ostrava tenían la mala fama de ser unos matones y beber demasiado, pero en los últimos años veo más familias con niños que borrachos”.

Foto: Lokomotive74, Wikimedia CC BY 3.0Foto: Lokomotive74, Wikimedia CC BY 3.0 En lo que todos los expertos y aficionados coinciden es en que están disminuyendo los actos de violencia física dentro de recintos deportivos, por lo que los artefactos pirotécnicos son en este momento una de las cuestiones centrales del debate.

Actualmente está prohibido entrar a un estadio con elementos pirotécnicos, pero desde algunas asociaciones de fans se oponen totalmente a esta prohibición, ya que consideran que artefactos como las bengalas son una parte fundamental de sus actos de animación. Además, insisten en que los incidentes sucedidos se deben a un uso negligente de los mismos.

Para la Policía, no existe un uso seguro de elementos pirotécnicos dentro de los estadios. Según el experto policial dedicado a los delitos en los campos de fútbol, Jakub Schoř, se dan problemas constantemente, y pone algunos ejemplos de esta temporada.

Jakub Schoř, foto: ČT24Jakub Schoř, foto: ČT24 “En un partido entre el Sparta y el Baník les tiraron bengalas a los encargados de seguridad, solo gracias a su rapidez no hubo que lamentar heridos y únicamente se quemó algo de ropa. En la primera jornada, un partido entre el Slavia y el Olomouc, un petardo causó que alguien perdiera parte de un dedo. Y las bengalas siempre crean ceniza que arde. Por ejemplo, una adolescente que estaba en el sector de abajo en el partido entre el Sparta y el Pilsen miró hacia arriba y le entró ceniza en el ojo”.

Por el momento, el Ministerio del Interior quiere introducir una multa mínima de 400 euros para quienes usen artefactos pirotécnicos, asegurar que los estadios cuentan con una tecnología de cámaras adecuadas y definir mejor el papel de los auxiliares de seguridad en los estadios. Estas medidas, unidas a una futura base de datos de aficionados problemáticos, deberían ser suficientes para reducir los incidentes.

Foto: Jaroslav Plašil, Archivo de ČRoFoto: Jaroslav Plašil, Archivo de ČRo
10-04-2019