La Ópera Estatal de Praga vuelve a relucir

06-01-2020

Con un concierto de gala fue reabierto este domingo el histórico edificio de la Ópera Estatal de Praga, que durante casi tres años estuvo siendo sometido a una amplia remodelación.

Foto: ČTK / Vít ŠimánekFoto: ČTK / Vít Šimánek

Foto: ČTK / Michal KamarytFoto: ČTK / Michal Kamaryt ‘La Ópera Estatal a través del tiempo (1888-2018)’, fue el título del programa de reapertura de este escenario que forma parte del Teatro Nacional de Praga. Los asistentes al evento, entre ellos el primer ministro checo, Andrej Babiš, su homólogo húngaro Viktor Orbán y la comisionada de cultura de Alemania, Monika Grütters, pudieron escuchar fragmentos de las obras operísticas de Wolfgang Amadeus Mozart, Leoš Janáček, Federico Smetana, Bohuslav Martinů y Richard Strauss.

El edificio acogió nuevamente al público pasados justamente 132 años de la primera actuación en la Ópera Estatal, que en aquel entonces llevaba el nombre de Nuevo Teatro Alemán. Como recalcó el primer ministro, Andrej Babiš, los checos pueden estar orgullosos del aspecto actual del edificio.

”El resultado de la reconstrucción es fantástico. Es nuestra tarea, nuestro deber, reconstruir y recuperar el aspecto original de nuestros monumentos histórico-arquitectónicos”.

”El resultado de la reconstrucción es fantástico. Además, se logró acabar las obras en un tiempo récord. Estoy muy contento porque, después del edificio del Museo Nacional que también fue remodelado hace poco, tenemos aquí ahora en su esplendor a uno de los más bellos escenarios en Europa. Considero que es nuestra tarea, nuestro deber, reconstruir y recuperar el aspecto original de nuestros monumentos histórico-arquitectónicos”.

La reconstrucción de la Ópera Estatal costó más de 51 millones de euros, un tercio más de lo planificado originalmente. Esto se debió a que durante los trabajos se descubrieron numerosos problemas en las infraestructuras del edificio, incluida la calefacción, así como en el estado del escenario, según comentó para la Televisión Checa Jan Burian, director del Teatro Nacional de Praga.

”Cuando se hace una reconstrucción general de semejantes dimensiones como en este caso, no tiene sentido conservar instalaciones que tienen decenas de años de antigüedad. Si las dejáramos sin cambio, podría pasar que dentro de unos 10 o 20 años estaríamos obligados a proceder a una nueva remodelación para cambiarlas”.

Eva Urbanová, foto: ČTK / Roman VondroušEva Urbanová, foto: ČTK / Roman Vondrouš Se remodelaron igualmente varias salas del teatro y los camerinos de los músicos y actores. Nuevos son asimismo los asientos en el auditorio que disponen de un pequeño aparato con pantalla para la proyección de subtítulos durante la actuación.

Gracias a la reconstrucción, el edificio de la Ópera Estatal de Praga recobró su aspecto original del año 1888. Uno de los últimos pasos fue la instalación de un nuevo telón. El original, obra del artista Eduard Veith, desapareció misteriosamente después de la Segunda Guerra Mundial y su existencia la documenta sólo una fotografía en blanco y negro.

El escenógrafo Martin Černý y sus alumnos de la Academia de Artes asumieron la tarea de pintar un nuevo telón, basándose en esa fotografía. Černý explicó a la Televisión Checa el tema plasmado en el telón.

”Cuando se hace una reconstrucción general de semejantes dimensiones como en este caso, no tiene sentido conservar instalaciones que tienen decenas de años de antigüedad”.

”La escena en el telón muestra a un poeta que observa el mundo y para su labor se inspira en las virtudes y los vicios del hombre”.

Černý realizó este encargo en los talleres del Teatro Nacional de Praga. A este trabajo le dedicó más de 1000 horas, unas 14 semanas. Lo más difícil, según acotó, fue adivinar y escoger el colorido del dibujo en el telón, en vista de que la fotografía del original es en blanco y negro.

La reapertura de la Ópera Estatal de Praga fue acompañada por una proyección de imágenes de la historia sobre el edificio renovado, que fue presentada desde el primero de enero hasta este domingo.

La Ópera Estatal de Praga se reabrirá al amplio público el próximo 9 de enero con la presentación de Fidelio, la única obra operística de Ludwig van Beethoven.

Foto: ČTK / Michal KamarytFoto: ČTK / Michal Kamaryt
06-01-2020