La ola de frío deja seis muertos en la República Checa

09-01-2017

La intensa ola de frío polar que afecta al Viejo Continente ha dejado unos treinta muertos, seis en la República Checa. Las temperaturas cayeron el fin de semana hasta los -34,6°C en Šumava, cerca de la frontera con Alemania, siendo las más bajas de lo que va del invierno.

La Plaza de la Ciudad Vieja en Praga, foto: Marta GuzmánLa Plaza de la Ciudad Vieja en Praga, foto: Marta Guzmán Este invierno ha llegado golpeando fuerte. Una ola de frío polar procedente de Escandinavia causó daños y problemas en casi toda Europa el fin de semana.

En República Checa las temperaturas más bajas se registraron en las montañas de Šumava, donde el mercurio descendió hasta los -34,6°C. Las heladas complicaron el tránsito en las carreteras de todo el país.

Entre el viernes y el domingo, el frío intenso se cobró la vida de seis personas en Chequia, según confirmó el portavoz del Servicio de Ambulancias, Dominik Horn.

“Durante el fin de semana el Servicio de Ambulancias tuvo que asistir en 13 oportunidades a personas afectadas por el frío. En la mayoría de los casos se trató de personas sin techo. Desgraciadamente cuatro de ellas fallecieron”.

Puente de Carlos en Praga, foto: Marta GuzmánPuente de Carlos en Praga, foto: Marta GuzmánLa quinta víctima es de la ciudad de Karviná, en Moravia del Norte, mientras que la sexta de la ciudad de Brno.

A pesar del frío extremo las estaciones de albergue para personas sin techo anuncian un 15% de camas libres en Praga.

Los socorristas advierten que además del hielo en carreteras y aceras, otro riesgo lo representan las grandes cantidades de nieve en los tejados de los edificios que por una subida de temperatura puede desprenderse y herir gravemente a los transeúntes.

Una pareja sin techo en el bosque cerca de la ciudad de Ostrava, foto: ČTKUna pareja sin techo en el bosque cerca de la ciudad de Ostrava, foto: ČTKAl lado del frío polar, los ciudadanos de la región de Moravia-Silesia se ven afectados por otro problema: el smog. La concentración aceptada de partículas de polvo en el aire es de 50 microgramos por metro cúbico, pero ahora se ha disparado a 185 microgramos, es por eso que los higienistas recomiendan una reducción temporal de la producción industrial en la zona.

A su vez, la Policía de Tránsito recomienda máxima precaución a los conductores. No descartan la aparición de hielo negro, y recuerdan que el mantenimiento de las vías secundarias es muy inferior al de autopistas y autovías.

La ola de frío polar del fin de semana se cobró la vida de unas 30 personas en Polonia, Italia, Grecia, Chequia, Bulgaria, Albania y Rusia. El Instituto Meteorológico Checo pronostica bajas temperaturas también para las próximas semanas.

09-01-2017