La ola de calor seguirá la próxima semana

La terrible ola de calor que azota a Chequia seguirá la próxima semana. Varios récords de altas temperaturas cayeron este jueves, pero nada indica que la situación vaya a mejorar.

Foto: ČTK / Vít ŠimánekFoto: ČTK / Vít Šimánek Carros cisterna rocían las calles de Praga que arden por la ola de calor. Algunos jóvenes, niños y uno que otro adulto trata de refrescarse al menos un poquito con la cortina de agua que deja el depósito sobre ruedas al pasar.

Semejante panorama se repite en varias ciudades checas asfixiadas por el calor que abrasa a los europeos este verano.

En Chequia los termómetros alcanzaron el jueves 37°C, una temperatura que se recuerda hace 24 años atrás en la ciudad de Olomouc. Mientras que el récord cayó en Řež, cerca de Praga, con 37,2°C.

El meteorólogo de la Televisión Checa, Michal Žák, dio malas noticias este viernes al indicar que la ola de calor se mantendrá.

“La ola de calor continuará hasta el final de la próxima semana laboral. Y a mediados de esa semana las temperaturas oscilarán entre los 32°C y 37°C. Realmente se tratará de días muy calurosos”.

Además del calor registrado durante el día, la noche del jueves fue la más calurosa de lo que va de este verano, con temperaturas que se mantuvieron cerca de los 25°C. Un chaparrón alivió la noche en algunos barrios de la capital, pero fue de corta duración.

El intenso y constante calor de este año ha provocado problemas de sequía en la mayoría del territorio checo. Los expertos han empezado a alertar sobre la necesidad de ir paulatinamente adaptando la agricultura al cambio climático.

El especialista Zdeněk Žalud es uno de los encargados de dar seguimiento a los problemas que afectan las condiciones de la vegetación, entre los que destacan el calor extremo y la sequía.

Foto: ČTK / Václav ŠálekFoto: ČTK / Václav Šálek “Realizamos aquí el monitoreo de la sequía agrícola. Y uno de los pilares son las informaciones del satélite. Y si deseamos hacer una previsión partiendo de que esta semana nos golpea la ola de calor, podemos constatar que las condiciones para la vegetación en nuestro país empeoran de manera significativa”.

La situación de Chequia ha llegado a tal punto que los récords por altas temperaturas se registraron en 46 de un total de 145 estaciones de medición. Para que la marca sea reconocida es necesario que la estación funcione de manera ininterrumpida como mínimo 30 años.

Las altas temperaturas han causado falta de oxígeno en ríos y estanques provocando la muerte de grandes cantidades de peces.

El Ministerio de Salud recomienda a la población evitar trabajos que exijan esfuerzo físico, no exponerse demasiado a los rayos del sol y cumplir con el régimen diario de consumo de agua. Los supermercados anuncian un aumento del 40% en las ventas de agua potable, así como de ventiladores, mientras que las tiendas especializadas venden, como nunca antes, decenas de sistemas de aire acondicionado.