La nostalgia del socialismo todavía está presente en sectores de la población checa

23-10-2019

Un reciente estudio revela que entre los checos mayores de 40 años todavía existe un porcentaje notable de personas que piensa que la vida durante el anterior régimen era mejor.

Foto: Pixabay, CC0 Public DomainFoto: Pixabay, CC0 Public Domain El 38 % de los checos mayores de 40 años cree que durante el régimen comunista se vivía mejor. Estos son los datos que se desprenden de un estudio llevado a cabo por NMS Market Research para Post Bellum, una organización sin ánimo de lucro encargada de difundir conocimientos sobre la historia de la República Checa y los países vecinos durante el siglo XX.

Por el contrario, el 45 % de los encuestados afirmó que con la llegada de la democracia viven mejor que en el pasado.

Mikuláš Kroupa, foto: Kateřina AyzpurvitMikuláš Kroupa, foto: Kateřina Ayzpurvit Como señaló para la Radio Checa Stanislav Radocha, analista de la agencia NMS Market Research, mucha gente valora la libertad de movimiento y la libertad de expresión que existen actualmente.

“Tanto los más jóvenes como los mayores le dan mucha importancia al hecho de poder viajar libremente. Pero lo que más valoran ambos grupos es poder expresar su opinión sin miedo”.

Los sociólogos autores del estudio han apuntado, asimismo, que esta disparidad de opiniones tiene que ver mucho más con el nivel educativo que con el lugar de nacimiento o el género.

Por ejemplo, entre quienes solo tienen la educación secundaria o un título de formación profesional, el porcentaje de nostálgicos del comunismo sube hasta el 52 %, mientras que entre los que tienen estudios universitarios esta cifra se queda en el 16 %.

Otro punto que se estudió en las encuestas fue la valoración que hace la sociedad actual de la Revolución de Terciopelo, de la que en unas semanas se cumplirán 30 años.

El 36 % respondió que la Revolución cambió su vida a mejor. Pero un 17 % se expresó de forma contraria, y estas personas dijeron que este evento cambió su vida en un sentido negativo. En esta pregunta, se observaron unos patrones similares a la anterior en lo que se refiere al nivel educativo y su conexión con una valoración positiva o negativa del régimen comunista.

A partir de lo expresado por muchos encuestados, los especialistas piensan que la tendencia a idealizar la vida durante el socialismo suele venir del hecho de que las personas sentían en aquel entonces una mayor seguridad laboral y protección por parte del Estado.

Václav Havel (1989), foto: ČT24Václav Havel (1989), foto: ČT24 Desde la organización Post Bellum apuntan que los crímenes cometidos durante la época comunista no han sido suficientemente juzgados y difundidos entre la población, por lo que creen que esto puede influir en la visión positiva de algunas personas, como indica Mikuláš Kroupa, director de dicha organización.

“Los juicios donde se analizaron los crímenes durante el comunismo fueron desproporcionadamente largos. No es de extrañar que la gente no se sienta reconciliada con ese pasado”.

En lo que sí coincidió la mayoría de los participantes en el estudio fue en considerar al expresidente Václav Havel como la figura fundamental de la Revolución de Terciopelo, algo que opina el 61% de los encuestados.

Aunque también se mencionaron nombres destacados como Václav Klaus, Alexander Dubček, y la actriz y cantante disidente Marta Kubišová.

La Revolución de Terciopelo, que representa la derrota del comunismo en Checoslovaquia, se inició el 17 de noviembre de 1989. Dentro de unas semanas se conmemorará el 30 aniversario de este acontecimiento.

23-10-2019