La mitad de los checos estarían dispuestos a mudarse por trabajo

01-11-2019

La mitad de los checos estarían dispuestos a mudarse por razones de trabajo, según se desprende de una encuesta realizada por la empresa Randstad.

Foto: skeeze, Pixabay / CC0Foto: skeeze, Pixabay / CC0 En caso de tener oportunidades laborales en el extranjero, los checos querrían mudarse a uno de los países vecinos, Alemania, Austria o Eslovaquia. Al mismo tiempo, prefieren trabajar cerca de casa. Aunque el 61% de los empleados están dispuestos a viajar a diario si su trabajo es interesante, si pudieran elegir, preferirían tener un empleo a poca distancia de su hogar, como apunta Alžběta Honsová de la empresa Randstad.

“Basándonos en estudios anteriores, pensábamos que la mayoría de los checos diría que no se moverían del lugar. Sin embargo, un número grande de encuestados respondió que estarían dispuestos a mudarse, ya sea dentro de Chequia o a un país extranjero. Por otro lado, bastantes personas indicaron que preferirían cambiar de trabajo en vez de cambiar de hogar. En fin, los resultados son ambiguos y siempre depende de los factores específicos”.

El 43% de los encuestados dijeron que estarían dispuestos a mudarse al extranjero si fuera por un salario significativamente más alto. El salario juega un papel importante en cualquier consideración de cambio de trabajo, a menos que se trate de directores de empresas o personas de altos cargos que se mudan con toda la familia, indica Honsová.

Alžběta Honsová, foto: Archivo de RandstadAlžběta Honsová, foto: Archivo de Randstad “Del estudio se desprende que tendría que ser un aumento de varias decenas porcentuales. Este no es el caso de los trabajadores que se necesitan en este momento en Chequia, que son sobre todo obreros o personas de profesiones manuales. En estas áreas los empleadores a menudo se enfrentan a la falta de empleados en las inmediaciones, sin embargo, los salarios que ofrecen no son suficientes para que alguien se mude de un extremo del país a otro”.

Aparte del salario, otro factor importante que influye en la movilidad laboral en Chequia es la situación de la vivienda, que afecta las ganancias reales, como dice Alžběta Honsová de la empresa Randstad.

“El mayor problema en la República Checa es la falta de viviendas asequibles. En el caso de puestos altamente cualificados, se supone que una persona se mudará con toda la familia. La compañía le paga la vivienda durante al menos un tiempo, ayuda a financiar la escuela a los niños, etc. Sin embargo, esto no se aplica a la mayoría de la población activa”.

Esto significa que en grandes ciudades, donde la oferta laboral y los salarios son más altos, crecen proporcionalmente los costos de la vivienda. Para las familias que trabajan en profesiones manuales, mudarse a estas ciudades no es una opción.

Foto: Gerd Altmann, Pixabay / CC0Foto: Gerd Altmann, Pixabay / CC0 Aparte de un salario más alto, existen otros factores que motivarían a los checos a mudarse, explica Honsová.

“Lo que es atractivo es la perspectiva de obtener experiencia y mejorar su posición en el mercado laboral, pero esto en vista de que ganen más dinero, así que el salario sigue siendo la razón principal”.

El estudio de la empresa Randstad se llevó a cabo en 34 diferentes países. Los resultados varían dependiendo de la tasa de desempleo del país, prosigue Honsová.

“El mayor número de personas que estarían dispuestas a mudarse por razones de trabajo se registra en los países con la mayor tasa de desempleo y salarios más bajos. Dentro de Europa, por ejemplo, estamos hablando de Polonia o Rumania. Polonia es un país grande y la diferencia entre los salarios en el este y el oeste del país es marcada. En cuanto a Europa occidental, la voluntad de mudarse al extranjero es más grande en países como España, Italia y Portugal, donde la tasa de desempleo es relativamente alta, sobre todo entre los graduados”.

FotoMediamatic, Flickr, CC BY-NC 2.0FotoMediamatic, Flickr, CC BY-NC 2.0 Hasta el 40% de los graduados en estos países están desempleados y tienen dificultades para encontrar trabajo en su campo de especialización, añade Honsová, por lo que están más dispuestos a mudarse al extranjero que los checos, por ejemplo.

La encuesta de Randstad mostró al mismo tiempo que más de la mitad de los checos preferirían cambiar de profesión en lugar de irse al extranjero. Cerca del 33% indicó que estarían dispuestos a mudarse dentro de la República Checa para mantener su trabajo.

01-11-2019