La mayoría de los checos está a favor de terminar con el cambio de hora

25-10-2019

Con la llegada del invierno vuelve el cambio de hora. Tal vez sea la penúltima vez que los checos tengan que mover las manecillas de sus relojes. La Comisión Europea ha respaldado la solicitud presentada por millones de ciudadanos que piden un horario único, pero todavía no se sabe cuál será, si el de invierno o el de verano.

Foto: Lenka ŽižkováFoto: Lenka Žižková La Comisión Europea había propuesto que el último cambio de hora tendría lugar en marzo u octubre de 2019, pero al final la fecha fue postergada y ahora se habla del año 2021.

Después de intensos debates Bruselas dio una respuesta clara al tema del cambio de hora. De acuerdo con los resultados de una consulta pública, el 80% de los casi 5 000 000 de ciudadanos encuestados estuvo a favor de mantener la hora fija, pero la Comisión Europea propuso que sean los gobiernos nacionales los que decidan con qué horario se quedan.

Alena Sumová, del Instituto de Fisiología de la Academia de Ciencias, foto: Jana Plavec, Akademie věd ČRAlena Sumová, del Instituto de Fisiología de la Academia de Ciencias, foto: Jana Plavec, Akademie věd ČR Según un estudio de la agencia demoscópica STEM/MARK el 70 % de los checos está a favor de terminar con el cambio de hora. Pero al igual que en otros países europeos no existe consenso en cuanto a dejar la hora de invierno o de verano.

El 44 % de los checos estaría a favor de mantener el horario de verano, mientras que el 24 % prefiere el de invierno y el 32 % restante no sabe o no le importa.

Según Alena Sumová, del Instituto de Fisiología de la Academia de Ciencias, mantener el horario de verano durante todo el año podría ser un "problema mucho mayor que cambiar de hora, porque tener casi medio año de oscuridad por la mañana no es bueno", dijo.

Además de la encuesta checa, existen otras cifras paneuropeas, que se refieren tanto a los ciudadanos como a las opiniones de sus gobiernos. El uso durante todo el año del horario de verano está aumentando hacia el oeste y el sur del continente.

Los expertos dicen que es extraño que los países occidentales prefieran mantener el horario de verano, ya que el problema de las mañanas oscuras aumentaría. Mientras que la República Checa se encuentra en el meridiano 15 del que deriva el tiempo de Europa Central, por lo que a las 12 en punto el sol está realmente encima de las cabezas, España o Francia están mucho más cerca de Greenwich.

“Para España, Francia y Benelux, el tiempo predeterminado en realidad está configurado incorrectamente. Deberían tener el mismo estándar que el Reino Unido. La diferencia la perciben peor, porque el cambio de horario de verano significa para ellos de hecho un cambio de dos horas”, insistió Alena Sumová.

Desde el Parlamento Europeo se ha indicado que los países tienen como fecha tope el año 2020 para informar si optan por el horario de verano o el de invierno.

25-10-2019