La “marcha de los dragones” americanos provoca protestas anti OTAN

26-03-2015

El paso del convoy militar estadounidense por territorio checo provoca protestas por lo que sus opositores consideran una “demostración de fuerza”. Aun así, el 87% de los checos están de acuerdo con esta maniobra militar.

El convoy militar en Polonia, foto: ČTKEl convoy militar en Polonia, foto: ČTK Entre este domingo y el próximo martes, más de 500 soldados estadounidenses y 120 vehículos atravesarán la República Checa procedentes de los países bálticos para volver a su base en Alemania después de unos ejercicios militares. La llamada operación “marcha de los dragones” tiene también como objetivo reforzar los lazos de alianza entre los socios de la OTAN en Europa ante las tensiones relacionadas con Rusia.

Mientras que en Polonia los dragones americanos están siendo recibidos con los brazos abiertos, en la República Checa varias iniciativas ciudadanas y políticas de izquierda, entre ellas el Partido Comunista, han preparado protestas para este jueves y especialmente para el sábado.

Así explica sus razones uno de los organizadores de las manifestaciones, el presidente del Partido del Socialismo Democrático, Milan Neubert.

El convoy militar en Lituania, foto: ČTKEl convoy militar en Lituania, foto: ČTK “Vemos esta acción como parte de la fase propagandística de una guerra. Realmente estamos en estado de guerra. Incluso la administración americana ha declarado que el convoy se trata de una demostración de fuerza. Tenemos la sensación de que ahora funciona una guerra de propaganda, una guerra que ya en algunos aspectos ha comenzado, como en Ucrania”.

A pesar de la polémica, que ha ocupado la atención de los medios de comunicación en los últimos días, una encuesta de la agencia STEM/MARK demuestra que solo un 17% de los checos se muestran en contra del paso de las tropas norteamericanas. Entre los que se oponen, un tercio son votantes del Partido Comunista, y se trata de un segmento de la sociedad de mayor edad, ideológicamente de izquierdas y por lo general sin educación universitaria.

Al mismo tiempo, solo para una quinta parte de los encuestados la operación es un acto de agresión, y el 69% la ven como un símbolo de compromiso de Chequia con la OTAN.

Entre los partidarios del paso de los dragones, se ha destacado en las redes sociales el editor de Foro Libre (Svobodné fórum) y antiguo editor del diario Lidové Noviny, Pavel Šafr.

Foto: ČTKFoto: ČTK “Se trata de nosotros, de nuestras almas, de nuestros valores, de ser parte del Occidente democrático. Si tenemos que elegir entre estos dos bandos, en el lado de Occidente hay democracia parlamentaria, sociedad civil, medios de comunicación libres, valores básicos como los derechos humanos y civiles. De esto en el otro lado tienen un déficit. Por eso pueden pasar las cosas que pasan, como el asesinato de periodistas”.

Además de en las calles, la polémica también se ha desatado en el Parlamento. El Partido Comunista considera que el paso del convoy militar puede considerarse estancia, al exceder las 48 horas marcadas en la ley, y que por tanto el Gobierno debería haber pedido permiso al Parlamento a la hora de aceptar la operación. Desde el Ministerio de Defensa se arguye sin embargo que en la ley se deja un margen flexible de tiempo y que la marcha de los dragones es claramente solo un movimiento de tropas.

26-03-2015