La manzana de la discordia se llama Huawei

El reciente informe de los Servicios de Inteligencia y la advertencia internacional sobre el riesgo que pueden representar los teléfonos Huawei y ZTE han tensado las relaciones entre Praga y Beijing.

Foto: ČTK/AP/Andy WongFoto: ČTK/AP/Andy Wong Las compañías de telefonía móvil chinas Huawei y ZTE pueden llegar a representar un peligro para la seguridad nacional de los países donde funcionan. Así lo han advertido varios servicios de inteligencia a nivel internacional.

A las pruebas de seguridad de los productos chinos se han sumado países como Nueva Zelanda, Canadá, Estados Unidos, Alemania y Japón entre otros más. Algunos han anunciado que prohibirán la presencia de esos productos en su territorio.

La advertencia ha llegado también a Praga. El primer ministro checo, Andrej Babiš, respondió a una solicitud oficial y se reunió con el embajador de China en República Checa, Zhang Jianmin.

En un comunicado de la misión diplomática, después de la reunión, se indicó que Babiš dijo que el informe de la Oficina Nacional de Seguridad Cibernética no representa la opinión del Gobierno checo.

Andrej Babiš, foto: Filip Jandourek, ČRoAndrej Babiš, foto: Filip Jandourek, ČRo En un mensaje escrito, enviado a la Radiodifusión Checa, Babiš expresó que el Gabinete toma en serio el informe de la Oficina de Seguridad y que será debatido en la sesión del próximo 7 de enero.

Por su parte, el ministro de RR.EE., Tomáš Petříček, anunció que recibirá al embajador chino a mediados de enero.

“Estoy muy interesado en debatir sobre nuestras relaciones bilaterales, haciendo énfasis en las actividades a partir del año 2019. Por supuesto que el informe de la Oficina Nacional de Seguridad Cibernética será uno de los temas a tratar”.

El director de la Academia Diplomática y antiguo ministro de RR.EE., Cyril Svoboda, en entrevista para la TV Checa calificó de inapropiada la actitud de los chinos.

“Se trata de algo fuerte y totalmente inapropiado. En este sentido, el primer ministro tiene razón, porque la Oficina Nacional de Seguridad Cibernética ha hecho lo que la ley le impone. La Autoridad debe emitir una advertencia si descubre que existen motivos. Y eso es lo que ha pasado“.

En el comunicado publicado por la Embajada china, en su perfil de Facebook, se indica por ejemplo que "La parte china toma nota de los esfuerzos del Gobierno checo para corregir los errores y espera que la parte checa tome medidas efectivas para evitar la repetición de casos similares y proteja efectivamente los derechos e intereses legítimos de las compañías chinas".

Cyril Svoboda, foto: Filip Jandourek, ČRoCyril Svoboda, foto: Filip Jandourek, ČRo El ex diplomático Svoboda comentó que la publicación de esa manera del contenido de las conversaciones mantenidas, no es lo más común y corriente.

“Es la costumbre de la diplomacia china, normalmente no se hace. Busca crear presión externa. La parte china también parece confiar en lo que dice el Presidente de la República (Miloš Zeman), que cuestiona las conclusiones del Servicio de Inteligencia y las conclusiones de la Oficina Nacional de Seguridad Cibernética e Información (NÚKIB)“.

En sus informes, los servicios de inteligencia checos han advertido que existe una mayor actividad por parte de los espías chinos que operan en el país. La Oficina Nacional de Seguridad Cibernética ha advertido sobre el riesgo que puede representar la telefonía móvil china, y ya algunas instituciones públicas checas anunciaron que desistirán de dichos aparatos por razones de seguridad.

La empresa Huawei se encuentra entre las primeras en fabricación de teléfonos móviles a nivel mundial.