La justicia checa debate el futuro de la homeopatía

La República Checa estudia legislar de forma más precisa sobre la homeopatía. Uno de los puntos clave es definir si estos productos deben ser considerados medicamentos o no.

Foto ilustrativa: cenzi / Pixabay CC0Foto ilustrativa: cenzi / Pixabay CC0 La homeopatía es a día de hoy en Chequia un producto a cargo de los servicios sanitarios, por lo que oficialmente solo los médicos podrían prescribírselo a los pacientes.

Radek Policar, foto: archivo del Ministerio de Salud ChecoRadek Policar, foto: archivo del Ministerio de Salud Checo En el marco de las discusiones que existen ahora en otros países de la Unión Europea, el Tribunal Supremo de la República Checa decidirá el estatus legal de la homeopatía para el futuro. Para el viceministro de Salud, Radek Policar, el problema que tienen los jueces a la hora de legislar sobre este tema es que si estos productos no siguen los principios de la medicina, quizás no deberían estar regulados por una ley de medicamentos.

“La razón por la que los tribunales tienen dudas acerca de este tema es que la homeopatía no tiene una base científica”.

Y añade que lo más importante es que exista una legislación que permita proteger a los pacientes y sancionar a quienes perjudiquen su salud.

Los homeópatas, por su parte, defienden que no se retire ninguno de estos productos del mercado, aunque según el presidente de la Asociación Checa de Medicina Homeopática, Ladislav Fiala, si pertenece a las jurisdicción de las leyes de medicamentos o no, no es importante. En su opinión, la homeopatía ha demostrado ser útil en algunos casos, como explicó a la Radiodifusión Checa.

“La homeopatía funciona bajo el principio de autocuración. Por supuesto, no siempre basta con la homeopatía. Si te rompes una pierna tienes que recibir primero un tratamiento ortopédico, ya sea una operación o inmovilizar la pierna, pero si le sumas la homeopatía, se curará de forma más indolora y más rápida“.

Foto ilustrativa: Lucie Hochmanová, ČRoFoto ilustrativa: Lucie Hochmanová, ČRo Más contundente se muestra el portavoz de la Cámara Médica Checa, Josef Sojka, quien señala que la homeopatía solo funciona por el efecto placebo. Desde la Cámara Médica no se oponen a que en el futuro se prohíba la homeopatía, lo que tienen claro es que si no cumple las bases científicas de un medicamento, su regulación no debe hacerse a partir de las leyes sobre fármacos.

“No estamos de acuerdo con que la homeopatía forme parte de la ley de medicamentos, que se la considere un fármaco, porque para nosotros no lo es. Es seguro que no puede ayudarte con el cáncer o con algo serio. Puede ser de ayuda en los casos en los que sea útil el efecto placebo, lo que solo sucede con algunas enfermedades triviales“.

Los siguientes pasos que tome el Tribunal Supremo irán encaminados a evitar los casos en los que pacientes gravemente enfermos confían en tratamientos alternativos y más tarde ven cómo su situación empeora.

En consonancia con las directivas europeas sobre medicamentos, países como España ya han limitado la venta de productos homeopáticos.