La Joven Orquesta de Cuenca visita Praga

Se celebra en Praga el 9º Festival Internacional de Coros y Orquestas. Este año con presencia española, se trata de la Joven Orquesta de Cuenca.

Joven Orquesta de Cuenca con el embajador de España, foto: Enrique MolinaJoven Orquesta de Cuenca con el embajador de España, foto: Enrique Molina La Joven Orquesta de Cuenca toca en Praga este viernes en la Iglesia de San Salvador, en la Ciudad Vieja. La orquesta española se presenta en la capital checa en el marco del 9º Festival Internacional de Coros y Orquestas, donde les acompañarán agrupaciones procedentes de otros países.

Joven Orquesta de Cuenca, foto: Enrique MolinaJoven Orquesta de Cuenca, foto: Enrique Molina Algunos miembros de la orquesta han participado en un acto de presentación del que pudimos disfrutar el jueves en la Biblioteca Municipal de Praga, donde ejecutaron el Concertino da camera de Antonio Salieri. Sin embargo, este viernes a las 15:00 veremos a la orquesta al completo con un repertorio más amplio.

Manuel Murgui, director de la orquesta, explicó para Radio Praga los orígenes de esta agrupación, que tiene ya una larga tradición y experiencia.

“La Joven Orquesta de Cuenca lleva funcionando desde el año 1992. Una serie de alumnos del conservatorio de música profesional de Cuenca y algunos profesores formaron la orquesta para que hubiera un refuerzo en la formación musical de los jóvenes músicos de la ciudad. Y desde entonces, ininterrumpidamente hasta ahora, ha estado funcionando durante más de 25 años ya”.

Joven Orquesta de Cuenca, foto: Enrique MolinaJoven Orquesta de Cuenca, foto: Enrique Molina Aunque el repertorio de estos jóvenes músicos está compuesto de numerosas obras clásicas, también demuestran su polivalencia al ofrecer al público otros estilos, como nos comenta Manuel Murgui.

“El repertorio que hacemos es muy variado, principalmente el repertorio clásico o habitual de orquesta sinfónica. Hay veces que hacemos un repertorio más complicado con adaptaciones para que se puedan tocar en niveles inferiores. Y también hacemos obras más modernas, incluso de pop o de rock, hacemos adaptaciones, músicas de bandas sonoras de películas. Y así pretendemos que la experiencia a nivel musical, y también para el público, sea variada y agradable”.

La Joven Orquesta de Cuenca cuenta con algunas experiencias internacionales, en las que ya han visitado Italia y Reino Unido, y ahora, por primera vez, visitan la ciudad de Praga. La presidenta de la orquesta, Marifé Sastre, nos contó lo que supone para ellos estar en Praga.

“Hemos venido todos encantados, estamos muy ilusionados. Los jóvenes músicos están viviendo la experiencia desde un punto de vista, a parte de la música en una ciudad como la de Praga, el haber hecho un viaje tan especial para ellos”.

Su presidenta también resalta el trabajo tan duro que estos chicos han realizado para poder llegar hasta aquí.

Raquel Valero y Marifé Sastre, foto: Enrique MolinaRaquel Valero y Marifé Sastre, foto: Enrique Molina“Llegar a estos niveles, musicalmente hablando, necesita muchos años de esfuerzo. El día a día en sus estudios, combinar los estudios obligatorios en sus institutos con los estudios de los conservatorios es muy duro porque son muchísimas horas. A veces hacen jornadas laborales más grandes que las de los propios adultos. Entonces, bueno, la verdad es que se ganan participar en estos festivales y bien ganado está con el viaje a Praga”.

Los músicos que forman esta agrupación, a pesar de su juventud, son conscientes de la importancia de Praga en el ámbito musical, y quisimos preguntarles cómo calificarían su experiencia en la orquesta y su visita a la ciudad. Sobre ello nos dedicó unas palabras Raquel Valero, violinista concertino de la orquesta.

“Lo mejor de estar en la orquesta es que el ambiente entre todos es genial, nos llevamos todos bien, nos une la música, es lo que nos apasiona. Y sobre todo venir a un festival como este nos llena de ilusión porque es un reto para nosotros el tener que tocar en una ciudad como Praga que tiene tanta historia musical. Es un orgullo poder venir aquí a tocar, además del esfuerzo que supone llegar hasta aquí, no solo para nosotros, sino para la directiva que nos lleva, todo el esfuerzo que hacen ellos y el que hacemos nosotros en las horas de ensayo y de estudio”.

Si viven en Praga y quieren disfrutar de una tarde agradable, pueden escuchar a la Joven Orquesta de Cuenca a las 15:00 en la Iglesia de San Salvador.