La jefa del Gabinete del primer ministro checo entre siete detenidos por sospechas de corrupción

La Policía Anticorrupción asestó un duro golpe al Gobierno checo. La jefa del Gabinete del primer ministro Petr Nečas fue detenida bajo sospechas de abuso de poder y corrupción, al igual que dos ex diputados y el ex jefe del Servicio de Inteligencia Militar. Se trata del mayor operativo anticorrupción en la historia del país que salpica a la cúpula del poder.

Durante un año y medio efectivos de la Policía Anticorrupción recogieron pruebas que culminaron con la detención de siete personas sospechosas de abuso de poder y corrupción, dos estrechamente cercanas al primer ministro, Petr Nečas.

La jefa del Gabinete del primer ministro es la mayor sospechosa

De la derecha: Ivo Ištvan y Robert Šlachta, foto: ČTKDe la derecha: Ivo Ištvan y Robert Šlachta, foto: ČTK El fiscal Ivo Ištván reveló en rueda de prensa que se trata de dos casos diferentes en los que los protagonistas son antiguos diputados por un lado y militares y alto funcionarios gubernamentales por el otro, pero con un único hilo conductor que es Jana Nagyová, jefa del Gabinete del primer ministro Petr Nečas.

Pavel Komár, vice fiscal supremo de la ciudad de Olomouc, indicó en rueda de prensa que los cargos contra Nagyová son múltiples.

Jana Nagyová, foto: ČTKJana Nagyová, foto: ČTK“En el caso de la señora Nagyová se trata de dos acusaciones, aunque los cargos sean numerosos. De confirmarse su culpa puede recibir una condena de uno a cinco años de prisión”.

Jana Nagyová, conocida como la mano derecha del primer ministro Petr Nečas, es sospechosa de abuso de poder. Todo indica que ordenó al antiguo jefe del Servicio de Inteligencia Militar, Ondřej Páleník, y al subjefe de dicha entidad, Milan Kovanda, que espiaran a la esposa del primer ministro.

Primer ministro defiende a la jefa de su Gabienete

En declaraciones a los medios de comunicación este jueves Nečas defendió a Nagyová y a sus colaboradores más próximos.

Petr Nečas, foto: ČTKPetr Nečas, foto: ČTK “Creo personalmente que ni yo ni ninguno de mis colaboradores hemos hecho nada deshonesto y, en consecuencia, no veo necesario ni dimitir ni convocar elecciones anticipadas. Mi confianza en la señora Nagyová no ha disminuido un ápice”.

Un comando especial irrumpió en la sede del Gobierno checo la madrugada del jueves y detuvo a varios funcionarios, al tiempo que en otros lugares del país se realizaron allanamientos de viviendas y fueron detenidos los antiguos diputados Petr Tluchoř e Ivan Fuksa, sospechosos de corrupción.

El operativo golpeó también al Ministerio de Defensa y se buscaron pruebas en las oficinas de dos empresarios privados. La Policía decomisó unos cuatro millones de euros en efectivo y decenas de lingotes de oro.

Oposición exige dimisión de Nečas

De izquierda: Michal Hašek, Bohuslav Sobotka y Jeroným Tejc, del Partido Socialdemócrata, foto: ČTKDe izquierda: Michal Hašek, Bohuslav Sobotka y Jeroným Tejc, del Partido Socialdemócrata, foto: ČTK El opositor Partido Socialdemócrata exige la dimisión inmediata del primer ministro, del Gobierno y la celebración de elecciones anticipadas. No obstante, la bancada parlamentaria del oficialista Partido Cívico Democrático, anunció que respalda a Nečas y éste repitió que no piensa dimitir.

Del lado del primer ministro también se puso su aliado de coalición el partido TOP 09, que considera que el Gobierno debe continuar.

El operativo de la Policía Anticorrupción ha debilitado la ya afectada credibilidad del Ejecutivo que había hecho de la lucha contra la corrupción una de sus prioridades.

Tráfico de influencias

Petr Tluchoř, foto: Matěj PálkaPetr Tluchoř, foto: Matěj Pálka El antiguo diputado Petr Tluhoř y el ex ministro de Agricultura Ivan Fuksa, se rebelaron en el pasado contra el primer ministro Nečas y después de una prolongada tensión tiraron la toalla, abandonaron sus escaños parlamentarios y pasaron a ocupar altos puestos en empresas con algún grado de participación estatal.

Esta situación fue catalogada como ambigua por la Policía que no descarta comportamiento corrupto en el actuar de los políticos.

Ivan Fuksa, foto: Šárka ŠevčíkováIvan Fuksa, foto: Šárka ŠevčíkováEn su discurso ante la Cámara de diputados este viernes el primer ministro Nečas trató de separar los casos en los que intervino la Policía Anticorrupción, indicando que creía que ni había vínculos entre lo que le atañe a él debido a su cargo por un lado, y los empresarios privados por el otro.

Al hablar ante los diputados Nečas no hizo referencia alguna a la jefa de su Gabinete, Jana Nagyová, por el momento sospechosa de abuso de poder y de ser la autora intelectual de actos de corrupción en los que entregó y recibió sobornos.