La intensa sequía sigue extendiéndose por Chequia

23-07-2019

Una intensa sequía afecta a la República Checa este verano y se va extendiendo paulatinamente por el país, causando problemas sobre todo a los agricultores.

Foto: Gerhard Gellinger / Pixabay CC0Foto: Gerhard Gellinger / Pixabay CC0 Las temperaturas extremadamente altas para estas latitudes en verano y la escasez de lluvias se registran en la República Checa desde hace varios años. Este año el calor se mantiene prácticamente desde hace varias semanas, causando una intensa sequía, sobre todo en Bohemia del Este y del Noroeste, y en la región de Moravia-Silesia.

Miroslav Trnka, foto: ČT24Miroslav Trnka, foto: ČT24 De acuerdo con el climatólogo Miroslav Trnka, del proyecto InterSucho que monitorea este tema, de continuar el calor y de no haber lluvias, la sequía podría seguir extendiéndose y afectar hasta el 60% del territorio nacional.

”Registramos un aumento del déficit del agua porque, a pesar de haber llovido bastante en mayo pasado y que en junio y julio se presentaron varias tormentas, el agua de lluvia fue insuficiente y no llegó a cubrir todo el territorio nacional. Algunas capas de la tierra están totalmente secas. Además, en vista de las previsiones del tiempo para los próximos días que no cuentan con lluvias, las reservas de agua creadas irán disminuyendo, siendo gastadas rápidamente por la propia vegetación”.

Según el especialista del proyecto InterSucho, la peor situación se registra en las capas de tierra a una profundidad de entre 40 y 100 centímetros bajo la superficie, mientras que las condiciones en la capa superior son un tanto mejores.

Los agricultores y fructicultores son los que acusan mayores daños debido a la sequía. En algunas zonas del país la cosecha será mucho menor de lo que se había previsto originalmente, lo que confirma Milan Pešek, presidente de la cooperativa agrícola Sedlec, de Bohemia del Sur.

Intersucho, foto: página web del proyecto del InterSuchoIntersucho, foto: página web del proyecto del InterSucho ”La situación es peor que el año pasado, lo que se hace evidente en el volumen de la cosecha de cereales y de colza, así como de las segundas cosechas de plantas forrajeras. Los cereales no maduraban de forma normal, más bien se fueron secando, lo que nos obligó a iniciar la cosecha mucho antes de lo acostumbrado”.

Semejante situación enfrentan los fructicultores. En primavera llegaron heladas inesperadas que acabaron con cierta cantidad de los árboles en flor y posteriormente la falta de agua ocasionó que las frutas como albaricoques, peras o manzanas sean de pequeño tamaño este año o caigan del árbol antes de madurar.

Los meteorólogos pronostican que las temperaturas tropicales y los cielos despejados o semidespejados sin lluvias perdurarán por lo menos toda esta semana.

23-07-2019