La inmigración hace crecer la población en la República Checa

Aumenta el número de habitantes en Chequia debido a la inmigración, según afirman las últimas estadísticas.

Foto ilustrativa: Pixabay CC0Foto ilustrativa: Pixabay CC0 Michaela Němečková, foto: ČT24Michaela Němečková, foto: ČT24 La República Checa ha crecido en 15 400 habitantes durante la primera mitad de este año, lo que hace un total de 10 625 449 habitantes. Los datos pertenecen al último estudio de la Oficina Checa de Estadísticas, que señala que este aumento se debe a la migración, ya que en el país el número de personas fallecidas ha sido superior al número de niños que han nacido. Además, como señala Michaela Němečková, de la Oficina Checa de Estadísticas, el número de niños nacidos es menor en comparación con el año pasado.

“Durante la primera mitad de este año han nacido 55 700 niños, que en comparación con el mismo periodo del año pasado son unos 500 menos”.

Crece asimismo el número de personas que abandonan Chequia, aunque el saldo sigue siendo positivo tras contar a los que se trasladan aquí. Entre los que vienen a vivir a la República Checa, hay que destacar a los ucranianos, que fueron 5600 de los nuevos habitantes. Le siguen 2700 eslovacos y unos 1100 rumanos y búlgaros.

Entre las regiones donde más ha crecido la población destacan Praga, Bohemia Central, la región de Pilsen y Moravia del Sur. Esta última región viene liderada por el aumento de la actividad empresarial en Brno y en los alrededores, como explicó a la Televisión Checa Lucie Vidovicová, del Instituto de Estudios de Población de la Universidad Masaryk de Brno.

Lucie Vidovicová, foto: Comisión EuropeaLucie Vidovicová, foto: Comisión Europea “La región ya lleva un tiempo esforzándose en atraer a los inversores y crear una ciudad con empleo. Además de que Brno está desde hace tiempo considerada como una de las mejores ciudades universitarias“.

En la otra cara de la moneda nos encontramos a la región de Moravia-Silesia, donde al bajo índice de natalidad se suma a que los jóvenes abandonan sus ciudades. En total han perdido 1500 habitantes, un dato que preocupa al decano de la Universidad de Silesia en Opava, Daniel Stavárek.

“De nuestra región se van principalmente los jóvenes, gente con formación. Es una muy mala noticia para el futuro de la región”.

El estudio recoge otras estadísticas poblacionales de interés. Por ejemplo, aumenta el número de bodas en Chequia, la edad media para casarse fue de 27 años en las mujeres y 29 años en los hombres. Por otro lado, baja el número de divorcios respecto al año pasado. Entre las parejas que se divorciaron, la duración media del matrimonio fue de 14.9 años.