La Iglesia Bohemia de Belén en Berlín revivirá gracias a un arquitecto español

25-01-2011

‘La Iglesia Errante’, exposición del arquitecto español Juan Garaizabal, muestra desde este miércoles en Praga su proyecto sobre la Iglesia Bohemia de Belén en Berlín. Bombardeado durante la Segunda Guerra Mundial, el templo representaba un punto de encuentro para la comunidad checa en la capital alemana.

Juan Garaizabal: ‘La Iglesia Errante’Juan Garaizabal: ‘La Iglesia Errante’ La exposición ‘La Iglesia Errante’ muestra el proceso creativo recorrido por el arquitecto español Juan Garaizabal hasta dar con el nuevo aspecto que tendrá la desaparecida Iglesia Bohemia de Belén en Berlín.

Construida en el siglo XVIII por el emperador Federico Guillermo I para acoger a los protestantes checos, seguidores de Juan Amos Comenio que tuvieron entonces que exiliarse, se mantuvo como su centro de reunión hasta mediados del siglo XX.

La iglesia fue un ejemplo de tolerancia entre los dos pueblos. La buena sintonía de aquella comunidad checa con la berlinesa, ha perdurado hasta nuestros días. Garaizabal lo señala como una de las características que también han marcado este proyecto, que cuenta con todo el apoyo de la administración de la capital alemana, explica.

“Es grandeza, es generosidad, y que todo el mundo está contento por el curso de los acontecimientos. Difícil encontrar elementos que estéticamente tengan esa belleza, que espacialmente esten vacíos y en un sitio de tanta importancia como es ese, en medio de Berlín”.
Garaizabal comenzó a trabajar hace dos años a partir de un mosaico en una plaza de Berlín, que era la base de la desaparecida iglesia, y de numerosa documentación hallada en la capital alemana y en la República Checa. El arquitecto contó incluso con el testimonio de alguno de los descendendientes de esa comunidad exiliada, que conoció el templo.

La exposición ‘La Iglesia Errante’La exposición ‘La Iglesia Errante’ En 2012 está previsto el levantamiento en Berlín de esta particular obra, de 30 metros de altura, que recordará lo que fue ese refugio espiritual para los checos exiliados en Berlín.

El artista, que vive la mitad del tiempo entre la capital alemana y Madrid, ha desarrollado su proyecto ‘Memorias Urbanas’ en el que con grandes estructuras metálicas y efectos especiales se reviven construcciones desaparecidas. Sobre este proyecto habló durante el coloquio 'Arte contemporáneo y arquitectura', que se celebró el día 24 de enero en el Instituto Cervantes.

Garaizabal presentando el proyecto de Memoria Urbana sobre la antigua Iglesia Bohemia de Belén en BerlínGaraizabal presentando el proyecto de Memoria Urbana sobre la antigua Iglesia Bohemia de Belén en Berlín Construcciones similares está llevando a cabo Garaizabal en ciudades como Bucarest, Valencia y París. En sus proyectos procura alejarse del drama que envolvió la destrucción de muchos de estos edificios, y se centra en volcar sentimientos y honestidad en sus recreaciones, explica.

"Cuando trabajas con los sentimientos las obras las diriges en primer lugar a ti. Tú tienes que ser honesto con lo que tú quieres o lo que tú sientes. Dentro de eso, lógicamente tengo una responsabilidad, tengo un equipo, tengo que abrir puertas”.

De hecho, Garaizabal afirma sentirse afortunado, ya que a mucha gente le interesa lo mismo que a él. Varios proyectos repartidos en Europa, América y Asia aseguran la continuidad de ‘Memorias Urbanas’.

La exhibición ‘Iglesia Errante’ estará expuesta en el Centro de Arte Moderno DOX de Praga hasta el próximo 18 de abril.

25-01-2011