La guerra entre Israel y El Líbano afectaría intereses comerciales checos

19-07-2006

Las relaciones comerciales de la República Checa con Israel y El Líbano son muy buenas. Es por eso que los economistas advierten que una guerra prolongada afectaría los intereses de las empresas checas en la región.

Foto: CTKFoto: CTK Las exportaciones checas a Israel fueron el año pasado de casi 200 millones de dólares, mientras que las importaciones superaron los cien millones de dólares.

De acuerdo con el viceministro de Industria y Comercio, Martin Tlapa, una guerra prolongada afectaría a muchas empresas checas con presencia en Israel.

Los expertos anunciaron que, además de las empresas que ya funcionan, hay una serie de proyectos para la participación directa de otras empresas checas en el mercado israelí.

Por ejemplo, empresas checas participan en importantes licitaciones, en juego está el suministro de limusinas para el gobierno de Israel, y la entrega de turbinas de vapor a ese país.

La mayor parte de las exportaciones checas a Israel son automóviles, accesorios para vehículos y productos electrónicos.

Martin TlapaMartin Tlapa Otro de los factores negativos desde el punto de vista económico es el inminente aumento de los precios de los carburantes, como consecuencia del conflicto bélico.

El viceministro Tlapa indicó que un aumento, del ya alto precio de los carburantes a nivel internacional asestaría un duro golpe a los empresarios checos. "Esta situación afectaría la balanza comercial con Israel, y a su vez encarecería el ingreso desde afuera a todos los interesados en los mercados checos y viceversa", advirtió el viceministro de Industria y Comercio.

Otro de los sectores afectados sería, sin duda, el turismo. Una guerra demasiado prolongada cortaría el intenso intercambio de turistas de los últimos años. Gran cantidad de turistas checos viaja a Israel y a El Líbano, al tiempo que el turismo israelí a la República Checa ha crecido significativamente en los últimos años.

19-07-2006