La Galería Nacional checa pierde 29 obras de arte

La Galería Nacional de la República Checa no consigue encontrar 29 obras gráficas en su depositario, incluyendo piezas de artistas insignes como Josef Lada, František Kupka y Jan Zrzavý. Lo denuncia la Contraloría del Estado basándose en el inventario de 2012. El exdirector de la Galería niega que las piezas hayan sido robadas.

Foto: ČTKFoto: ČTK Las ilustraciones de Josef Lada para la novela ‘Las Aventuras del Buen Soldado Švejk’, el dibujo ‘Esbozo de una mujer de pie’ (‘Náčrt stojící ženy’) del pintor vanguardista František Kupka o ‘San Juan Bautista’ (‘Svatý Jan Křtitel’) de Karel Svolinský, son algunas de las obras de arte que, de acuerdo con el inventario de la Galería Nacional de 2012, se hallan en paradero desconocido.

La Contraloría del Estado ha advertido que en total permanecen ilocalizables 29 cuadros propiedad de esta institución. Aparecen en la documentación pero nadie es capaz de encontrarlos. El caso más grave es la pintura ‘El Jardín de Zeyer’ (‘Zeyerova zahrada’), de Jan Zrzavý, que fue prestada en 1999 al museo de Amsterdam para la exposición ‘Praga 1990’, explica el portavoz de la Contraloría, Václav Kešner,

“Después de la exposición, según los documentos, la Galería tomó la obra de manos de la empresa transportista. Dos años después se descubrió que la obra había desaparecido. La denuncia a la Policía no se realizó hasta la inspección de la Contraloría del Estado, es decir, trece años después de que se perdiera el cuadro”.

Jiří Fajt, foto: archivo del Ministerio de la CulturaJiří Fajt, foto: archivo del Ministerio de la Cultura Aunque en este caso el mismo director de la Galería, Jiří Fajt, reconoce que es poco probable que la obra aparezca, los expertos coinciden en que mantener el orden en una colección de 730.000 obras es complicado y que los objetos perdidos se encuentran seguramente en algún lugar de los almacenes, por lo que tarde o temprano saldrán a la luz. De hecho el informe de la Contraloría cita originalmente 31 obras gráficas perdidas, pero dos de ellas ya han sido localizadas.

Por ello el director de la Galería Nacional de 1999 a 2011, Milan Knižák, descarta que se trate de robos.

“Creo que lo que ha pasado le podría suceder a cualquier galería. Si alguien hubiera robado algo, lo que es absurdo, lo consideraría como un problema. Los empleados implicados deberían ser responsables jurídicamente. Pero no creo que pasara algo así”.

Milan Knížák, foto: Šárka Ševčíková, Radiodifusión ChecaMilan Knížák, foto: Šárka Ševčíková, Radiodifusión Checa Los 29 cuadros son sin embargo solo una parte del patrimonio perdido por la Galería. Del subcapítulo Obras plásticas, inventariado por última vez entre los años 50 y 60 del siglo XX, faltan también esculturas como ‘Mujer que levanta una capa tras bañarse’ (‘Žena po koupeli zvadající plášť’) de Bohumil Kafka, o cuadros como ‘Escena en un parque’ (‘Výjev v parku’) del austriaco Franz Rumpl, así como 978 piezas más.

Otra irregularidad es la sucedida en el depositario que la Galería Nacional posee en el palacio de Zbraslav, que resultó dañado durante las inundaciones de 2002. Tras la catástrofe no se realizó ningún inventario ni valoración de daños. La Contraloría tras su inspección de este año alertó sobre la ausencia de 35 obras, de las que 28 son esculturas de Karel Dvořák. Asimismo indicó que mientras que era de esperar que obras de yeso o terracota se disolvieran en el agua, resulta inexplicable que pasara lo mismo con esculturas de metal o piedra.