La Fiebre del Nilo Occidental ataca en Chequia

La Fiebre del Nilo Occidental ha llegado a la República Checa. La presencia del virus ha sido confirmada en una paciente que no había salido del país.

Foto ilustrativa: 41330 / Pixabay CC0Foto ilustrativa: 41330 / Pixabay CC0 En Chequia han sido detectados dos casos de Fiebre del Nilo Occidental. Un hombre se infectó con el virus de esa enfermedad a comienzos de septiembre durante sus vacaciones en Grecia. Ahora los médicos checos han confirmado un primer caso de una persona que se había contagiado de la Fiebre del Nilo Occidental directamente en la República Checa, como señalara para la Radiodifusión Checa Roman Prymula, viceministro de Salud.

”Hemos analizado detalladamente la situación surgida en la República Checa en relación con la detección aquí del virus de esa enfermedad. Hasta el presente fue registrado un caso de su importación desde Grecia, y sólo un caso de contagio directamente en Chequia. Se trataba de una señora de 72 años que padecía también otras serias dolencias. Hace poco esa persona murió a causa de la Fiebre del Nilo”.

Roman Prymula, foto: Adam Kebrt, ČRoRoman Prymula, foto: Adam Kebrt, ČRo Los especialistas consideran que la mujer se había contagiado con el virus en el sur de Moravia, como recalcó el epidemiólogo Rastislav Maďar, de la Facultad de Medicina de la Universidad de Ostrava.

”Con gran probabilidad, o más bien estamos casi seguros de ello, este contagio tiene que ver con la región de Moravia del Sur. Esa zona colinda con regiones endémicas conocidas por la aparición del virus de la Fiebre del Nilo Occidental que se encuentran en el norte de Austria. Es muy probable que el virus haya llegado a Chequia”.

El especialista señaló que el virus se propaga a través de los mosquitos del género Culex, aunque sus huéspedes habituales son las aves. Puede provocar a los humanos serias infecciones e incluso la muerte. Sin embargo, de acuerdo con Maďar la enfermedad no se propaga directamente entre los humanos.

”La Fiebre del Nilo Occidental no se transmite de una persona a otra. Naturalmente, sí puede ocurrir en caso de transfusiones de sangre o trasplante de órganos”.

Los donantes voluntarios de sangre en Chequia son sometidos por ello actualmente a un chequeo médico más riguroso de lo normal. Además, las personas que habían estado en el extranjero en regiones donde podrían proliferar los mosquitos infectados, no pueden donar sangre ni órganos durante un mes como mínimo después de haber regresado a casa.

Los epidemiólogos calculan que con la llegada del invierno a estas latitudes el peligro de infectarse de la Fiebre del Nilo Occidental en Chequia será mínimo, ya que el clima de este país no ofrece condiciones adecuadas para la proliferación de los mosquitos del género Culex.