La estructura de madera más antigua del mundo está en Chequia

05-02-2020

Un estudio arqueológico ha confirmado que una estructura de madera encontrada en Chequia hace tiempo durante las preparaciones de unas obras es la más antigua de estas características.

Foto: Archivo del Centro Arqueológico de OlomoucFoto: Archivo del Centro Arqueológico de Olomouc

En una investigación arqueológica previa a la construcción de la futura autopista D35, en la región de Pardubice, al noreste de Bohemia, se encontró una estructura de madera que formaba parte de un pozo de unos 140 centímetros de profundidad.

Tras el estudio de este hallazgo, los arqueólogos confirmaron esta semana que se trata de la estructura de madera más antigua de la que se tiene constancia. Según los científicos, data del año 5256 a.C. aproximadamente.

Jaroslav Peška, foto: Vít Pohanka, ČRoJaroslav Peška, foto: Vít Pohanka, ČRo Un punto importante de este descubrimiento fue el buen estado en el que se encontraba la madera, algo a lo que ayudó principalmente el entorno en el que se había conservado, indica Jaroslav Peška, director del Centro Arqueológico de Olomouc.

“Se ha conservado principalmente gracias al entorno en el que se encontraba. Ha estado gran parte del tiempo en un entorno acuoso donde no podía sufrir los efectos del aire y la madera de roble se ha petrificado”.

Además de la importancia de su datación, los arqueólogos añaden que la forma en la que estaba trabajada y conectada la madera fue una sorpresa para ellos, ya que generalmente se pensaba que esa tecnología comenzó a aplicarse en la Edad de Bronce, no en el Neolítico.

Como señala Peška, la fecha de la madera se ha confirmado mediante el uso de la dendrocronología, es decir, la medición de los anillos de crecimiento de la madera de los árboles, así como gracias a la datación radiométrica por radiocarbono.

Los estudios dendrocronológicos cuentan cada vez con más detalles y con mayores bases de datos, por lo que esta ciencia tiene mucho peso para los arqueólogos. Este sistema se basa en el análisis de los anillos de la madera, tal y como explica Michal Rybníček, del Instituto de Ciencia de la Madera de la Universidad Mendel.

Foto: Archivo del Centro Arqueológico de OlomoucFoto: Archivo del Centro Arqueológico de Olomouc “Cada anillo de la madera tiene una amplitud diferente, que depende de las condiciones climáticas y el entorno que había en ese momento. Y gracias a esas características cada uno de estos anillos es único”.

En este momento, sobre las piezas de madera se está llevando a cabo un estudio a nivel químico para conocer qué sustancias estaban presentes en los alrededores del pozo. Asimismo, la madera está siendo sometida a un proceso de conservación donde al azúcar tiene un papel importante, como dice Karol Bayer, de la Facultad de Restauración de la Universidad Palacký.

“Dicho de una forma simple, el azúcar sustituye al agua y hace que la madera no se deforme”.

Aunque los científicos reconocen que es probable que en cualquier momento se encuentre una estructura más antigua, ya que en este momento se están realizando estudios similares en otros países, destacan la importancia de contar con algo así en Chequia.

Tras pasar por el proceso de conservación y los últimos análisis, esta estructura será expuesta en el Museo de Bohemia Oriental, en la ciudad de Pardubice.

05-02-2020