La economía checa comienza a superar el largo período de recesión

15-08-2013

La economía checa comienza a superar poco a poco el período de recesión que duró más de un año y medio. Según datos publicados por la Oficina de Estadísticas, en el segundo trimestre de este año el PIB checo creció un 0,7%, en comparación con el período anterior. No obstante, los economistas advierten que para recuperarse del todo, la economía nacional tendrá que alcanzar todavía otras metas.

 Petr Dufek, foto: archivo de ČSOB Petr Dufek, foto: archivo de ČSOB El crecimiento del PIB en Chequia un 0,7% durante los últimos tres meses sorprendió gratamente incluso a los analistas, quienes no esperaban resultados tan favorables. Los economistas indican que ello podría significar el fin de la recesión económica, más cuando las economías en Alemania, Francia y Portugal por ejemplo, también marcaron un cierto avance. El inicio de la recuperación en la República Checa se debe en especial a las exportaciones, afirma Jaroslav Hanák, presidente de la Unión de Industria y Comercio.

”En cuanto a las exportaciones, un marcado éxito acusan en especial las empresas de maquinaria en Chequia. Por ejemplo, el sector automovilístico registró un notorio incremento de la demanda desde el exterior”.

Los especialistas advierten sin embargo que el crecimiento del PIB no significa todavía que haya lugar para un gran optimismo. Mientras que la industria comienza a recuperarse, las inversiones por parte del Estado son mínimas, al igual que los gastos de los ciudadanos. Además, más de medio millón de checos siguen sin trabajo.

Foto: Svilen Milev / Stock.XCHNG Foto: Svilen Milev / Stock.XCHNG El ulterior desarrollo económico de Chequia dependerá de la situación de los demás países de la Unión Europea. De continuar el avance positivo en esos estados, en Chequia podría mejorar el mercado laboral y las familias checas se permitirían gastar más en sus compras, sostiene el economista Petr Dufek.

”Confiamos en que la demanda en el mercado nacional que hasta hace poco continuaba disminuyendo, podría estabilizarse pronto, lo que favorecería a las compañías cuya producción está destinada mayormente al consumo interno. Esa es una buena noticia. Sería conveniente asimismo si junto con el aumento de los gastos de los ciudadanos comenzaran a crecer las inversiones en la economía checa. Esto permitiría a las empresas del país ampliar la oferta laboral, lo que llevaría a la reducción del índice de desempleo”.

No obstante, los analistas señalan que cabe tener en cuenta también el hecho de que, independientemente de estos resultados alentadores, la comparación interanual demuestra que el país no ha logrado salir todavía de la crisis, ya que en los primeros meses de 2013, el PIB tuvo una caída interanual del 1,2% en comparación con el mismo período de 2012. Además, la recuperación económica será realmente paulatina, afirman los especialistas. Se calcula por ejemplo que el PIB global de este año será todavía un 1% inferior al del año pasado.

15-08-2013