La delincuencia se redujo en Chequia un 14% en 2015

21-01-2016

Por segundo año consecutivo el número de delitos se ha reducido en la República Checa. En 2015 la Policía tuvo constancia de 247.000 crímenes, un 14% menos que en el año anterior. Más de la mitad de estos casos fueron declarados resueltos.

Foto: Filip Jandourek, Archivo de la Radiodifusión ChecaFoto: Filip Jandourek, Archivo de la Radiodifusión Checa Entre los recuentos de 2015 publicados en Chequia con la llegada del nuevo año hay uno destaca por su optimismo. Según ha informado la Policía este martes, el año pasado el número de delitos registrados bajó un 14% respecto a 2014, llegando a poco más de 247.000.

De estos, 155 fueron asesinatos, cinco menos que el año anterior, y la segunda cifra más baja desde 2000, cuando se cometieron 279 de este tipo de crímenes. La mayor parte de las muertes vinieron motivas por problemas en las relaciones personales o desatadas por el consumo excesivo de drogas y alcohol. De acuerdo con el director de la Oficina de Servicio de la Policía Criminalista, Michal Mazánek, el descenso en el número de delitos obedece a una amplia variedad de causas.

“Por un lado se debe al crecimiento económico, al descenso del desempleo y el mayor nivel de vida. Por otro la propiedad está ahora mejor protegida, se usan mejores dispositivos de seguridad. Tampoco hay que dejar de lado el buen trabajo de los policías. Después de que tuviera que irse la generación de policías mejor formada, lo que sucedió en los últimos años, ahora ya se ha formado una nueva generación de agentes. Además es más difícil vender objetos robados, ya que se ha puesto en marcha un registro de los objetos y personas que venden en los bazares”.

Michal Mazánek, foto: Archivo  de la Oficina de la Policía ChecaMichal Mazánek, foto: Archivo de la Oficina de la Policía ChecaDe los casos investigados, la Policía ha resuelto hasta el momento poco más de la mitad. En el caso de los asesinatos, las autoridades han sido especialmente efectivas y solo 20 sucesos han quedado sin esclarecer. Los buenos resultados parecen poner en contradicción la reciente solicitud de la dirección de la Policía checa de recursos para enrolar a 4.000 nuevos agentes. Mazánek sin embargo opina que este reforzamiento está plenamente justificado.

“Hemos presentado una cifras, pero estas no hablan de la criminalidad que no se ve, de la criminalidad latente. Las actividades delictivas van a ser cada vez más sofisticadas, se van a cometer cada vez más en el ciberespacio. Igualmente los casos de delincuencia económica van a ser más complejos. El refuerzo está por tanto fundamentado. No se trata solo de los servicios de la policía criminalista y las investigaciones, hay que actuar de forma preventiva y tener suficientes efectivos en las calles, dejarse ver”.

De esta forma se cuenta con crear este año un departamento especial de cibercrimen en la Unidad para la Lucha Contra el Crimen Organizado. Durante 2015 se investigó a 102.000 personas, unas 12.600 menos que en el periodo anterior. De estos la mitad eran reincidentes involucrados en casos de sustracción de propiedad.

21-01-2016