La cultura checa, cada vez más presente en España

La cultura checa se está haciendo notar en España y tiene muy buena repercusión entre los ciudadanos de ese país. Así lo cree Věra Zátopková, directora del Centro Checo en Madrid, quien pasó las fiestas de fin de año en Praga.

Jiří Kratochvíl, foto: Archivo del Centro Checo en MadridJiří Kratochvíl, foto: Archivo del Centro Checo en Madrid Věra Zátopková asumió la dirección del Centro Checo en Madrid en septiembre de 2010. Cuando entonces concedió una entrevista a Radio Praga, estaba llena de entusiasmo y tenía muchos planes. Pasados unos meses el entusiasmo no la abandona, y cuenta con orgullo que ha logrado dar a conocer a los españoles diversas facetas de la cultura checa.

“Nuestro programa en los últimos meses fue realmente rico y diverso. Presentamos traducciones de libros de Vančura, Čapek, Klíma y Kratochvíl, los dos últimos vinieron personalmente a España y fue un éxito. Queremos seguir en esta línea y apoyar más traducciones de la literatura checa. Participamos en exposiciones europeas de libros infantiles, también hemos apoyado la gira de la Orquesta Filarmónica de Praga, del coro Boni Pueri, del conjunto Musica Bohemica, y del Teatro Nacional. Todas estas actividades fueron muy bien acogidas, pero lo mejor fue traer a Jan Švankmajer y su exposición Transmutación de los Sentidos”.

Directora del Centro Checo en Madrid, Věra ZátopkováDirectora del Centro Checo en Madrid, Věra Zátopková El público español pudo presenciar asimismo una retrospectiva de las películas de Jan Švankmajer, destacado cineasta y artista plástico checo, y asistir a la proyección de su último filme ‘Sobrevivir a la vida’. En la Muestra del Cine Europeo en Segovia, en noviembre de 2010, Švankmajer recibió un homenaje por su trabajo cinematográfico.

Para el presente año, el Centro Checo en Madrid también tiene programado un sinnúmero de actividades, según destacó Věra Zátopková.

“El año 2011 es el año de la música checa, ya que se cumple el 170 aniversario de nacimiento del compositor Antonín Dvořák, y transcurrirán 200 años desde la fundación del Conservatorio de Praga. También nos gustaría continuar con la promoción de la literatura. Realizaremos una serie de exposiciones de la joven generación de animadores checos que a la vez vemos como un preludio para el año 2012 que estará dedicado al maestro de la animación checa, Jiří Trnka. Naturalmente seguiremos participando en los principales encuentros culturales y festivales de cine más importantes. La culminación serán los Días de Praga en Madrid que se están preparando con los dos Ayuntamientos, y que presentará lo mejor de lo mejor”.

Foto: Archivo del Centro Checo en MadridFoto: Archivo del Centro Checo en Madrid Según recalcó Zátopková, un reto para el Centro Checo en Madrid este año es la organización de una Escuela de Verano de Estudios Centroeuropeos en la capital española, que permitirá ampliar los conocimientos sobre la historia y la cultura checas en general, y despertar entre los españoles un mayor interés por estudiar checo.

Věra Zátopková admitió que en las actividades del Centro podrían repercutir negativamente este año las medidas ahorrativas promovidas por el Gobierno checo, a la vez que dijo que confía en que los problemas financieros serán solucionados.

“Los recortes financieros afectan a todos los centros y el centro Checo en Madrid no es una excepción. Hay que buscar otras fuentes de financiación. Por ejemplo, las actividades durante el otoño de 2010 fueron financiadas en un 15 por ciento con recursos propios y el resto por instituciones colaboradoras y por patrocinadores. Queremos seguir en estas tendencias y, a pesar de los actuales tiempos difíciles, asegurar una promoción visible de la cultura checa en España”.

La directora del Centro Checo en Madrid es optimista y afirma que si uno se fija una meta a la que aspira de verdad, la alcanzará.