La crisis económica golpea a las organizaciones humanitarias

06-02-2012

La crisis económica afecta seriamente a las organizaciones de beneficencia. Desde hace cuatro años los programas de ayuda a las personas necesitadas han empezado a desaparecer por falta de recursos.

Foto: Štěpánka BudkováFoto: Štěpánka Budková Las fundaciones y Organizaciones No Gubernamentales (ONG) que se dedican a programas humanitarios han empezado a reducir sus actividades en Chequia. Las grandes empresas, afectadas por la crisis, cierran poco a poco sus grifos y destinan cada vez menos dinero a la caridad.

Las instituciones benéficas recibieron el año pasado 5.000.000 de euros menos de lo habitual. Con esa suma la Organización Humanitaria ‘Hombre en Emergencia’ puede construir, por ejemplo, 100 escuelas en África.

Šimon Pánek, foto: Štěpánka BudkováŠimon Pánek, foto: Štěpánka Budková La disminución de la ayuda responde también al hecho de que la sociedad no dispone de firmes hábitos de solidaridad, indicó el director de ‘Hombre en Emergencia’ Šimon Pánek.

“Esto se debe por ejemplo al nivel de desarrollo de la sociedad. Nosotros estamos marcados por el comunismo, que durante años nos inculcó que teníamos que preocuparnos únicamente de nosotros mismos”, indicó Pánek.

Informaciones publicadas por la Televisión Checa indican que el 46% de los suecos ayuda de manera regular a las organizaciones humanitarias, mientras que en Chequia sólo el 19%.

Las medidas de ahorro ya no son suficientes, por lo que los muchos proyectos de ayuda social han sido cancelados y otros no se pondrán en marcha.

Foto: Štěpánka BudkováFoto: Štěpánka Budková Lo grave de la situación es que muchos de los programas cerrados, por falta de recursos financieros, estaban dirigidos a los minusválidos y a la gestión de cursillos de capacitación para personas con algún tipo de discapacidad.

Según la Televisión pública, a favor de los ciudadanos checos habla el hecho de que en caso de catástrofes naturales han sabido reaccionar de manera rápida y espontánea.

Grandes recolectas se realizaron durante las inundaciones de 2002 en Chequia y la mayor de la historia del país que juntó unos 16.000.000 de euros tuvo lugar en 2004 para ayudar a los damnificados del tsunami en el sudeste asiático.

06-02-2012