La credibilidad del Gobierno otra vez en entredicho por millonario escándalo de corrupción

28-01-2011

El actual ministro de Defensa, Alexander Vondra, vuelve a ser señalado por un gran escándalo de corrupción. Servicios audiovisuales contratados por la Oficina de Gobierno de la que era responsable en 2009, costaron más diez veces más de lo presupuestado.

Ministro de Defensa, Alexandr VondraMinistro de Defensa, Alexandr Vondra El Ministerio de Finanzas, que encabeza Miroslav Kalousek, encontró irregularidades de bulto en la facturación de los servicios audiovisuales de los que disfrutó la presidencia checa de la Unión Europea. El entonces vice primer ministro y responsable de la presidencia europea, es el actual ministro de Defensa, Alexander Vondra. Sobre él recaen todas las sospechas. Aunque lo presupuestado para los servicios audiovisuales eran 3,5 millones de euros, la empresa que se eligió a dedo para realizarlos, Promopro, facturó más de 30 millones de euros. El motivo alegado para no realizar un concurso público es que la empresa era única en el mercado europeo, algo que incluso Promopro pone en duda.

Para Alexander Vondra, todo forma parte de una campaña de desprestigio de su persona. El culpable es, según el ministro, el jefe de la Oficina de Gobierno de entonces, Jan Novák, que firmó los documentos. Pero Novák asegura que actuó por indicaciones de Vondra, que por su parte niega cualquier vinculación, según explicó el jueves en rueda de prensa.

Jan Novák, foto: Archivo del Gobierno checoJan Novák, foto: Archivo del Gobierno checo “La Oficina del Gobierno de entonces y su director, Jan Novák, responden por los contratos que firma, así como los subdirectores y sus consejeros económicos”.

Algunas cifras publicadas por el diario Právo son sorprendentes. Por la puesta a punto técnica del Centro de Congresos para una reunión informal de ministros de Justicia y del Interior europeos, se pagaron 3.700.000 euros. Por servicios de asistencia técnica 24 horas durante dos días, casi 25.000 euros. Pero la mitad aproximadamente de los más de 30 millones de euros que facturó Promopro, los pagó a otra empresa, NWDC, que fue la que en realidad hizo los servicios. Unos seis millones de euros se los quedó Promopro, y según dice Právo sin nombrar fuentes, otros buenos pellizcos de millones de euros pasaron directamente a los bolsillos de negociadores del contrato.

Vondra dice que el acuerdo con Promopro ni lo negoció él, ni lo firmó, y que ni conocía su existencia. El primer ministro, Petr Nečas, ha cerrado filas defendiendo la inocencia de Vondra. Pero no así el primer ministro de entonces, Mirek Topolánek, que califica de ridículas las explicaciones de Vondra y lo responsabiliza directamente.

Hace un mes era el tercer partido de la coalición de Gobierno, Asuntos Públicos, el que acusaba de corrupción a su socio de Gobierno y provocaba el cese del ministro de Medio Ambiente, Pavel Drobil, y el del Jefe de la Policía, Oldřich Martinů. Mientras, el otro partido de la coalición, TOP 09, callaba. Ahora Asuntos Públicos mira mientras TOP 09 vuelve a poner en entre dicho la credibilidad del Partido Cívico Democrático.

28-01-2011