La corona checa se hunde frente al dólar

12-03-2015

La cotización de la corona checa ha caído a su mínimo frente al dólar en los últimos 11 años. La debilitación del euro frente a la moneda estadounidense causó que el dólar se comercialice hoy día por 25,78 coronas.

Los bonos del Estado, foto: Filip Jandourek, Archivo de ČRoLos bonos del Estado, foto: Filip Jandourek, Archivo de ČRo Fomentar la economía y frenar la deflación. Con ese propósito El Banco Central Europeo (BCE) ha comenzado a comprar esta semana a lo grande los bonos del Estado de los países comunitarios.

Dicha medida, que hace disminuir las ganancias de las obligaciones, tiene por consecuencia el debilitamiento del euro frente al dólar. El BCE tiene previsto inyectar en la economía mensualmente hasta 60 mil millones de euros, lo que acelera la fuga de capital de la eurozona.

Foto: Dani Simmonds, Free ImagesFoto: Dani Simmonds, Free Images Los analistas pronostican incluso que la cotización del euro frente al dólar llegue en el futuro a un equilibrio de un uno por uno y que la moneda comunitaria se situará incluso en el futuro por debajo de la estadounidense. Deutsche Bank calcula que un euro llegará apenas a un 0,85 dólares antes del fin de 2017.

Esa tendencia impactará también a la economía checa a través de la eurozona, subrayó el economista principal de la empresa Deloitte, David Marek.

David Marek, foto: ČT24David Marek, foto: ČT24 “El hecho de que el euro se ha debilitado tanto frente al dólar como a la libra esterlina y otras monedas ayuda a parar la deflación en la eurozona y, sobre todo, aumenta la competitividad de sus exportaciones. Muchos de los productos exportados contienen componentes de empresas checas, es decir que el aumento de la competitividad de la economía de la eurozona, ampliará las oportunidades de los exportadores checos hacia la eurozona”, dijo.

Por otro lado, el fortalecimiento del dólar hace encarecer los productos adquiridos en la moneda estadounidense. Las reservas de mercancía comprada en dólares por las tiendas checas no aguantarán más de unas semanas. El aumento de precios de esa mercancía se reflejará así con cierta demora.

Foto: ČT24Foto: ČT24 Sin embargo, el experto adelantó que la moneda checa se estabilizó y que en el futuro no espera graves oscilaciones en cuanto al desarrollo de la situación.

“Creo que la corona en un futuro próximo no tiene ningún motivo de debilitarse ni fortalecerse. El eventual fortalecimiento debería impedirlo el Banco Nacional y no hay ningún motivo para que la moneda checa se debilite, ya sea si tomamos en cuenta el desarrollo de la economía real o del desarrollo de los precios”, indicó.

Según la previsión de David Marek, la moneda nacional se estabilizará así entre las 27 y 28 coronas por euro.

12-03-2015