La comunidad iberoamericana, implicada con los afectados por el síndrome de Asperger de la República Checa

18-02-2010

Tienen capacidades intelectuales superiores a la media, pero a menudo son incapaces de comprender una sonrisa o reírse con una broma. El síndrome de Asperger, un trastorno que afecta a cinco de cada mil personas, conmemora su día mundial el 18 de febrero. Para concienciar a la sociedad checa, la Asociación de Desarrollo Humanitario presentó esta semana en Praga el proyecto Asperger.

Se considera que en República Checa nacen cada año 200 personas con el síndrome de Asperger. Todos tienen en común dos cosas: disponen de un talento fuera de serie para actividades muy concretas, pero son incapaces de relacionarse normalmente con los demás. La dificultad para interactuar socialmente, reconocer la empatía, entender una sonrisa o seguir una broma hace que suelan ser discriminados en el colegio o en los centros de trabajo.

Fernando Obando, presidente de la Asociación de Desarrollo HumanitarioFernando Obando, presidente de la Asociación de Desarrollo Humanitario “Tienen una característica muy interesante: son personas que la sociedad considera que son raros o extraños, pero el síndrome les da una cualidad intelectual y de comprensión superior a otras personas", explica David Abraham, secretario de la Asociación de Desarrollo Humanitario. "El doctor Hans Asperger, que fue quien habló sobre este tema en 1941, la primera persona que dictó sobre este tema, comentaba que las personas de Síndrome de Asperger o los niños Asperger son pequeños profesores, ya que, a pesar de que tengan una cortedad de vida, el conocimiento sobre temas específicos que centran su interés puede equivaler o ser igual al de un universitario profesional”, añade.

Aunque en la República checa el síndrome apenas resulta conocido, otros países europeos llevan años trabajando en su detección temprana y su tratamiento.

Fernando Obando, presidente de la Asociación de Desarrollo Humanitario, señala el interés de trabajar con asociaciones españolas: “Esperamos para principios de 2011 poder hacer lo que es la compenetración de nuestra asociación y la asociación de Asperger en las Islas Canarias, la cual es una fundación que tiene más de tres años de estar en vigencia, es la principal que hay en España hoy en día. Lo que queremos hacer, con la ayuda de ellos, implementar escuelas, las cuales den tutoría a lo que es el sector educación de la República checa para que ellos sepan como tratar con niños que tengan este tipo de síndrome y como identificarlo”.

El proyecto Asperger es una iniciativa desarrollada por la Asociación de Desarrollo Humanitario Intercultural y Económico, una organización sin ánimo de lucro surgida de la cooperación de varias embajadas iberoamericanas con sede en la República Checa. El proyecto también ha contado con el apoyo económico de la comunidad judia en Praga, que ha facilitado las instalaciones para que el comité Asperger dé sus primeros pasos.

18-02-2010