La comunidad checa de Oberá participa en la Fiesta Nacional del Inmigrante

16-09-2013

La Fiesta Nacional del Inmigrante de la ciudad de Oberá, en la provincia argentina de Misiones, volvió a contar en su edición 34 con la presencia de la comunidad checa de la región. Los descendientes de checos de la zona ofrecieron a los visitantes del festival comida típica y la actuación del grupo de baile folklórico Lípa.

Checos en el desfile, foto: lenka RaškováChecos en el desfile, foto: lenka Rašková En un país donde la inmigración fue tan importante como Argentina, las festividades en torno a los descendientes de los extranjeros que fueron a probar fortuna al nuevo mundo adquieren una dimensión especial. Es el caso de la Fiesta Nacional del Inmigrante que desde hace ya 34 años se celebra en la ciudad de Oberá, en la provincia argentina de Misiones.

El festival, considerado el mayor encuentro de colectividades de inmigrantes de Argentina, y quizás de toda Latinoamerica, volvió a contar con la presencia de la comunidad checa de Oberá, formada por unas 200 personas, la mayor parte descendientes directos de emigrantes checos que se instalaron en Argentina en la primera mitad del siglo XX.

La aportación más visible al evento fue la presencia de la casa checa, Mamienka, una construcción que desde hace 8 años sirve de sede a la delegación checa del festival y de embajada del país para los visitantes, como nos cuenta la profesora de checo de la colectividad de Oberá, Lenka Rašková.

Las descendientes cocinan knedlíky, foto: Lenka RaškováLas descendientes cocinan knedlíky, foto: Lenka Rašková “Pudieron probar algunas comidas típicas checas como knedlo-vepřo-zelo, gulas, knedlíky, milanesa de cerdo con ensalada de papa y muchas otras. Hay un menú especial de las comidas típicas. Y casi cada noche vienen los chicos del baile y tienen ensayo o participan en el escenario mayor. Cuando uno viene a la casa checa también hay personas que le pueden explicar, por ejemplo, qué es la República Checa, dónde está, y hay muchas fotografías, una exposición de fotografías con lugares típicos”.

La colectividad checa de Oberá fue fundada por Silva Berková, afincada en el país desde hace más de 30 años, y desde su nacimiento se dedicó a promover la cultura checa entre los descendientes de los emigrantes, a través de actividades de todo tipo, desde clases de checo hasta talleres para pintar huevos de Pascua. Un ejemplo del éxito de la colectividad a la hora de despertar en los nietos de checos interés por el país de sus abuelos es el mencionado conjunto de baile folklórico, denominado Lípa (tilo en castellano). Los bailarines de Lípa tomaron parte también activamente en el programa de la fiesta, presentando una herencia musical que tuvieron que recuperar partiendo de cero, como cuenta Rašková.

Ballet Lípa, foto: Lenka RaškováBallet Lípa, foto: Lenka Rašková “Empezó con Silva Berková. Comenzó a buscar en Internet, en los libros, cómo son los trajes típicos. Encontraron fotos, y hay personas aquí muy capacitadas para hacer trajes para todas las colectividades, mujeres que saben bordar y todo lo necesario. Entonces así se hizo ya un primer paso, y los chicos que formaron el grupo miran sobre todo en Internet y buscan en Youtube vídeos de los grupos checos, copian música, tratan de traducir los textos y cantar. Todo es muy de aficionados, no es ningún trabajo profesional pero tiene muy buen resultado. Puedo confirmar que el grupo de baile de la colectividad checa es uno de los mejores de todo el parque y que tiene mucho éxito”.

Rašková, que enseña checo a la comunidad checa de Paraguay, cruza el Paraná una vez al mes para enseñar en Oberá lengua checa y dar conferencias sobre diferentes aspectos de la cultura checa. La profesora destaca que es precisamente entre las generaciones más jóvenes donde existe mayor pasión por el país de sus antepasados.

“Sobre todo entre los jóvenes hay interés. Porque les gustaría viajar a Europa, encontrarse con sus parientes checos, ya que saben que todavía existen sus familias. Y como los jóvenes son los miembros del ballet, también les gustaría mucho conocer la cultura checa. Hace uno o dos meses tuvimos una visita del grupo folklórico de Velké Bělovice, de la República Checa, que hizo su actuación aquí en Oberá, y tuvo muchísimo éxito, y se hicieron amistades. La gente joven, los chicos del ballet, les gusta mucho todo lo ligado con la República Checa, con su cultura y su música, por eso tienen muchas ganas y mucha motivación de aprender el idioma y visitar un día la República Checa”.

Otra parte importante del Festival de las Naciones fue la elección de la Reina de la actual edición, que en esta ocasión correspondió a la candidata suiza. En el evento han participado este año, entre el 5 y el 15 de septiembre, 16 colectividades de inmigrantes, incluyendo los países árabes y Japón.

16-09-2013