La cirugía robótica cumple 10 años en Chequia

04-11-2015

La primera operación con la asistencia de un robot se realizó en Chequia hace diez años. La persona operada mediante la tecnología más avanzada fue una mujer. Desde aquella operación los médicos checos efectuaron otras siete mil intervenciones de cirugía robótica.

Foto: Petr Kološ, Radiodifusión ChecaFoto: Petr Kološ, Radiodifusión Checa Las tecnologías más punteras en la medicina permiten realizar procedimientos quirúrgicos menos invasivos y llegar con mayor facilidad a sitios difícilmente accesibles del cuerpo humano que durante una operación clásica. Tal es el caso de la cirugía robótica, que fue introducida en Chequia hace diez años, y cuyo pionero fue Pavel Beño, cirujano del hospital Na Homolce, en Praga.

”Antes de la primera operación un grupo de cirujanos pasamos por cursos especiales y asistimos a operaciones con utilización de robots en Francia y Estados Unidos. Y luego hicimos prácticas de cirugía robótica en muñecos, para acostumbrarnos a los nuevos procedimientos”.

La cirugía robótica se utiliza mayormente en operaciones urológicas y en cirugía vascular, y actualmente los cirujanos no se imaginan algunas operaciones sin esta tecnología. La primera paciente sometida en Chequia a una intervención quirúrgica con robot fue Miloslava Mrowiecová, quien recuerda que no sintió miedo alguno cuando le dijeron lo que le esperaba.

El hospital Na Homolce, en Praga, foto: Tomáš Adamec, Radiodifusión ChecaEl hospital Na Homolce, en Praga, foto: Tomáš Adamec, Radiodifusión Checa ”Lo tomé entonces como un nuevo desafío. Además, me dije que las personas deberíamos tener suficiente coraje para probarlo todo”.

La señora Mrowiecová abandonó el hospital una semana después de la operación y la plena recuperación llevó un mes, mientras que si hubiera sido sometida a una intervención quirúrgica clásica, podría haber estado de baja hasta tres meses.

Independientemente de los beneficios y ventajas que brinda la cirugía robotizada, ésta tiene su parte negativa, que es su alto coste. El precio de la adquisición de un robot, de los instrumentos necesarios para unas cien operaciones y de la preparación profesional de dos equipos de cirujanos que se identifiquen con esta nueva técnica de operar, asciende a unos 2 millones de euros. A pesar de ello, los robots tienen una amplia perspectiva en la cirugía y se prevé que en un futuro podrían ser aprovechados para la mayoría de las operaciones.

04-11-2015