La ciencia tendrá en Chequia su propio ministerio

25-08-2015

La financiación y control de las investigaciones científicas están de momento repartidas entre diversas instituciones y ministerios. Pronto un nuevo ministerio unificará criterios y dará una dirección única a la ciencia checa. Más con Carlos Ferrer.

Pavel Bělobrádek, foto: ČTKPavel Bělobrádek, foto: ČTK En el Instituto de Medicina Clínica y Experimental han realizado un estudio que compara la calidad del aire de Praga y Ostrava y analiza las consecuencias de la contaminación en sus habitantes. Para continuar con la investigación necesitan financiación, y para ello han tenido que solicitarla a dos ministerios distintos, el de Medio Ambiente y el de Educación, iniciando para ellos dos procesos burocráticos con distintos requerimientos.

El dinero para la ciencia se reparte en la República Checa a través de hasta 14 instituciones diferentes, lo que significa no solo una mayor carga administrativa, sino una sobreabundancia de criterios a la hora de marcar la la dirección de las investigaciones que tienen lugar en el país.

Es por ello que desde comienzos de año el viceprimer ministro Pavel Bělobradek, del democristiano Partido Popular, planea la creación de una institución única que unifique criterios. La propuesta final es la de un ministerio nuevo, el de Investigación y Desarrollo. Así explica Bělobradek su decisión.

“El principal motivo es la fragmentación y opacidad que se da en muchas direcciones. También tenemos varias recomendaciones de una auditoría internacional hecha sobre la ciencia checa”.

Foto ilustrativa: Comisión EuropeaFoto ilustrativa: Comisión Europea De esta manera la nueva cartera asumiría las competencias que ahora se reparten por varios ministerios y agencias, y el presupuesto para la ciencia quedaría unificado. Al mismo tiempo se uniformarían los procesos para la petición de becas y subvenciones y los criterios para otorgarlas.

Al tener forma de ministerio, se garantizaría su independencia, y además podría asesorar a otras carteras y presentar al Gobierno una propuesta propia de la parte para ciencia del presupuesto general del Estado. Actualmente se discute incluso si el nuevo ministerio asumiría el control sobre las universidades, actualmente en manos del Ministerio de Educación.

Los ministerios de Defensa e Interior conservarían sin embargo sus propias líneas de investigación y desarrollo por motivos de seguridad.

El surgimiento del Ministerio de Investigación y Desarrollo ha sido discutido no solo en el seno del Gobierno sino también con los grupos parlamentarios de la oposición, por lo que existe cierto consenso. Ahora solo queda esperar al informe sobre el tema del Consejo de Investigación, Desarrollo e Innovación y a las opiniones de los miembros del Consejo de Ministros. Posteriormente habría que modificar la ley de Competencias.

25-08-2015