La CE iniciará proceso contra Chequia por las cuotas de inmigración

13-06-2017

La Comisión Europea tiene previsto iniciar el proceso contra la República Checa, Polonia y Hungría por su rechazo de las cuotas de reubicación de inmigrantes en la UE. Los ministros del Interior de la alianza centroeuropea, el Grupo de Visegrado, volvieron a reiterar en la cumbre efectuada en Varsovia, que no cederán a las presiones y que siguen manteniendo una postura negativa en cuanto a la redistribución de refugiados.

Milan Chovanec (Foto: Martin Svozílek, ČRo)Milan Chovanec (Foto: Martin Svozílek, ČRo) “La conclusión de la reunión de los ministros del Grupo de Visegrado está clara: Las cuotas representan una exigencia sin sentido que no soluciona nada, todo lo contrario, separa a los demás. Debemos buscar una salida que funcione”, así lo indicó en su cuenta Twitter el ministro del Interior, Milan Chovanec, tras reunirse este lunes en Varsovia con sus homólogos del Grupo de Visegrado.

Por su parte, la Comisión Europea volvió a insistir que en caso de que los países centroeuropeos no cambien de postura, iniciará un proceso que podría terminar con un pleito judicial y la imposición de una multa de millones de euros a los países rebeldes.

A la República Checa le correspondió una cuota de 3.000 refugiados, pero hasta la fecha ha acogido solo a 12 inmigrantes. Recientemente el Gobierno checo expresó claramente que se retira y no participará en el proyecto.

El eurodiputado checo Pavel Svoboda, del democristiano Partido Popular, calificó de muy elevada la probabilidad de que en tal caso la Comisión Europea gane el pleito.

“Las estadísticas dicen que apenas el 7% del número total de los casos llegan de la fase prejudicial a la judicial. Pero si sucede, en el 87% de los mismos la Comisión ha ganado el pleito, porque suele tener muy bien preparada la denuncia”, advirtió el eurodiputado.

El eurodiputado Luděk Niedermayer, del TOP 09, resaltó que la República Checa debe estar preparada para pagar por su decisión de oponerse a las cuotas de reubicación de inmigrantes sin ofrecer una alternativa.

Foto: CC0 / PixabayFoto: CC0 / Pixabay “El problema principal es que los representantes políticos checos no hayan presentado una alternativa. Al igual que nuestro Gobierno coincidió en rechazar a los refugiados, Italia, por otro lado, espera que otros países le ayuden a solucionar la llegada de decenas de miles de refugiados, que se ha visto obligada a acoger”.

Por su parte, el ministro del Interior, Milan Chovanec, espera que la Comisión no sancione de manera selectiva a los que denuncien la insensatez de las cuotas. “Sería el camino al infierno, minaría de manera catastrófica la confianza de los ciudadanos checos en la Unión Europa”, subrayó el ministro.

La Unión Europea aprobó en 2015 el proyecto de dos años para la reubicación de unos 160.000 refugiados llegados a Italia y Grecia. Sin embargo, hasta la fecha se han logrado redistribuir apenas 20.000 personas, o sea un 12% del número total.

13-06-2017