La cantante Nadia Urbánková no confía en la casualidad

08-06-2004

Cinco premios musicales checos "Ruiseñor de Oro" de los años 70 tiene en su colección la popular cantante checa Nadia Urbánková. En estos días fue lanzado al mercado discográfico checo su último disco compacto "Envidio" que ofrece sus mayores éxitos y a la vez recapitula su fructuosa cooperación con el fallecido letrista Jirí Grossmann.

Nadia Urbánková (Foto: Elena Horalkova)Nadia Urbánková (Foto: Elena Horalkova) Nadia Urbánková afirma que nada en su vida ha sido casualidad. Confía en el destino. Estudió medicina, pero su amor por la música pronto la impulsó a subir al escenario del teatro Semafor, de Praga, donde se incorporó al elenco de populares cantantes y músicos. Entre ellos figuraba en aquel entonces también Jirí Grossmann.

"Fue un letrista de primera categoría. Con ello no quiero decir que en la República Checa no hubiera otros buenos letristas, pero a Jirí Grossmann le sigo considerando hasta el presente como el mejor. Escribió letras para la gran mayoría de mis mayores éxitos".

Nadia Urbánková concibe el nuevo disco compacto como un homenaje a Jirí Grossmann, quien falleció en 1971, al cumplir 30 años. Poco antes de su muerte escribió letras para la canción "Envidio" que se convirtió en un verdadero éxito. Esta canción emociona al público hasta hoy en día, afirmó Nadia Urbánková.

"No se trata de la envidia en el sentido negativo de la palabra. Con esta canción Jirí Grossmann expresó su ansia de vivir. Cuando la canté por primera vez, al terminarla, la sala de conciertos se hundió en un profundo silencio. Me asusté, creyendo que el público no la aceptaba. Pero después el público comenzó a aplaudir frenéticamente".

Con la canción "Envidio" se inicia y también termina el nuevo disco compacto de la cantante Nadia Urbánková.

08-06-2004