La biblioteca será la "región más transparente" del Instituto Cervantes de Praga

27-05-2005

Situado en una calle con un nombre casi simbólico "Na Rybnícku" - "En un estanque", el Instituto Cervantes de Praga es una isla del español en medio del gótico y del románico de la capital checa. Es el más bonito entre los 44 que hay en la actualidad en el mundo, dice el director del Instituto Cervantes de Praga, Iñaki Abad, quien nos invitó a una visita unos días antes de empezar los primeros cursos.

Iniciamos nuestro recorrido por el Instituto Cervantes de Praga en el salón de actos, con una capacidad para aproximadamente cien personas, donde se van a desarrollar las actividades culturales.

"Pueden ser presentaciones de libros, presentaciones de traducciones de obras del español al checo, proyecciones de cine, conciertos, seminarios. Iba a ser un lugar de encuentro entre la cultura española y la cultura checa, entre escritores españoles y escritores checos, entre pensadores españoles y checos. Esa es nuestra idea".

Para los alumnos están preparadas doce aulas. Además, el Instituto Cervantes de Praga dispone de un aula de formación permanente de profesores tanto checos como españoles que trabajan en la República Checa.

"Queremos aportarles que trabajen junto con nosotros para la formación de sus profesores. Es importante enseñar español, pero también es muy importante enseñar cómo enseñarlo".

Entre las otras dotaciones del Instituto Cervantes de Praga figura una sala de exposiciones, que pretenderá mostrar al público checo lo más actual de las artes plásticas del mundo hispanohablante, según nos dijo Iñaki Abad. Y naturalmente, no puede faltar una biblioteca. La encontramos en la última planta del edificio.

"La biblioteca es el alma de un Instituto. Es el lugar donde, realmente, diariamente, constantemente, a todas horas del día el público checo va a estar en contacto con la realidad cultural española. Es una biblioteca pública de libre acceso que va a ofrecer una serie de servicios como el préstamo, la reprografía, la consulta en sala, el servicio de información, internet, etc. Está situada en el lugar más privilegiado del Instituto que se abre a través de unos ventanales a la ciudad de Praga, a la luz de Praga. Va a ser como el título de uno de los libros del autor al que está dedicada esta biblioteca, el gran escritor mexicano, Carlos Fuentes. Me refiero a su obra ´La región más transparente´. Entonces, la biblioteca va a ser la región más transparente del Instituto Cervantes en esta ciudad".

La biblioteca del Instituto Cervantes ofrecerá al comienzo unos 10 mil volúmenes, absorbiendo los fondos de la actual biblioteca de la Embajada de España en Praga. En el futuro se especializará en las relaciones hispano-checas.

"Lo que intentamos es tener y estar al día en esas relaciones hispano-checas a través de las traducciones. Eso será un punto de la especialización que creo que es muy interesante. Luego, otro de los servicios que ofrece la biblioteca, como es lógico, es el apoyo al hispanismo, porque nuestros mejores embajadores son los hispanistas checos, los que mantienen y han mantenido muy alto el listón de la difusión de la cultura hispánica en la República Checa. Entonces, el hispanismo va a ser un aliado y un colaborador del Instituto Cervantes. La biblioteca igual, va a tener también las contribuciones que los hispanistas checos han hecho al estudio en general de la cultura hispana".

27-05-2005